Cristina, Macri y el subte de Troya

Carlos Pagni
Carlos Pagni LA NACION
(0)
5 de noviembre de 2011  

Después de aquellos saludos victoriosos, Mauricio Macri se había ilusionado con pactar cuatro años de cohabitación con Cristina Kirchner. Debería despertarse de ese sueño.

A su gurú Jaime Durán Barba le sirvió de poco predicar por los canales de TV los encantos de la Presidenta. Igual María Servini de Cubría lo llamó a indagatoria para que explique si montó un equipo de inteligencia para ensuciar a Daniel Filmus y a otros políticos.

Al mismo tiempo, el Gobierno anunció que transferirá los subterráneos a Macri. Por lo que se sabe, le pasaría también una parte del subsidio, pero sólo por un año. No está claro si el monto incluirá, como hasta ahora, los aumentos salariales del sector.

Macri, que ya sufre a los sindicatos de médicos y maestros, en adelante deberá lidiar con la izquierda del transporte. Es el gremialismo más intransigente del país, cuyos cabecillas suelen protestar tirándose a las vías. Basta una tarde sin subtes para enardecer a los porteños.

El nuevo mandato aún no comenzó. Pero a la gestión de Macri ya ingresó el subterráneo de Troya.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.