De los lectores: cartas & mails

(0)
19 de agosto de 2017  

Suspensión de Freiler

La suspensión del camarista Freiler es una bocanada de aire fresco para el Poder Judicial y la sociedad toda. Hay demasiadas inconsistencias en su patrimonio, con explicaciones dudosas que generaban el efecto de quien se ríe y burla ante la sociedad. Bienvenida esta instancia. Si el proceso pertinente establece la licitud y honorabilidad del juez, esperamos su automática restitución a la cámara. De lo contrario que caiga todo el peso de la ley sobre él, considerando como agravante su investidura.

Dr. Enrique T. Vidal Bazterrica

evidalbazterrica@gmail.com

Terror en Barcelona

Con enorme pena y dolor vivo los sucesivos atentados terroristas en diferentes ciudades de Europa, con gran cantidad de muertos y heridos. El jueves le tocó a Barcelona. Sé perfectamente cómo se viven esos espantosos episodios, dado que yo los viví en los años 70 en mi país. Fui testigo. Vi gente despanzurrada en la calle por cobardes bombas colocadas en diferentes partes de la ciudad por algunos de los que hoy se postulan a cargos legislativos. También vi morir gente acribillada a balazos por seres humanos que habían perdido la razón. Lástima que en aquellos sangrientos años la vieja Europa nos dio la espalda. Vaya a saber por qué. No importa ya. Como los argentinos que vivimos aquella tragedia sabemos bien de qué se trata, acompañemos sin resquemores a los que hoy padecen lo que nosotros padecimos hace más de cuarenta años.

Cristián A. Bengolea

cbengolea@gmail.com

Voto electrónico

Muchos periodistas y políticos hablan acerca del voto electrónico sin tener en claro el alcance de la definición. Se ha llamado así a sistemas que cubrían desde la operación de elección realizada en una máquina hasta el cómputo de los resultados en una operación totalmente electrónica. Y es cierto que en Alemania se probó y después fue dejado sin efecto, tal como aseveró un joven político K días atrás. Lo que se ha probado en la Argentina y con éxito es la emisión electrónica de la boleta de votación, un proceso que poco tiene que ver con lo anterior y que ha dado buenos resultados para resolver problemas propios de nuestro país. Por favor, basta de confusiones, que en muchos casos son interesadas para continuar con un sistema como el actual, que deja mucho que desear y abre la puerta para manejos espurios.

Rodolfo E. Szelest

rodolfo.szelest@gmail.com

Afiliación compulsiva

Algunos medios de comunicación han difundido que si a cualquiera de nosotros alguno de los prestigiosos partidos políticos nos hubiese honrado con una afiliación compulsiva, sin nuestra participación o decisión y solicitud expresa, tenemos la posibilidad de dar de baja la afiliación gratuitamente. Es, sin duda, otra de las ironías que nos juega un verdadero Estado de Derecho y el pleno funcionamiento de las instituciones. Lo cierto es que la ley orgánica de los partidos políticos (número 23.298) para afiliarse exige que la ficha/solicitud, además de los datos identificativos, contenga la firma o la impresión digital del solicitante, todo lo que debe ser certificado en forma fehaciente por un funcionario público competente o autoridad partidaria. Y esa nómina de afiliados se debe remitir a la justicia federal con competencia electoral. ¿Para su control? Podría suponerse. No obstante, la realidad nos muestra que algunos partidos -para cumplir con el mínimo de afiliados que exige el artículo 7 bis de la misma ley- afilian al que le haga falta sin cumplir con ningún requisito exigido por la norma. Pero para darnos de baja, la solución nos la da la propia ley, al prever un telegrama gratuito para dejar sin efecto la afiliación. ¿Seguramente pensando en el afiliado arrepentido, que de casualidad se enteró de que formaba parte de alguna organización partidaria? Lo que más llama la atención es que en el Código Electoral, entre los delitos electorales, hasta resulta punible con multa de 500 pesos el empleado público que no haya exigido, a cualquier ciudadano que intente hacer un trámite ante él, el comprobante de emisión del voto, hasta un año después de las elecciones . Y en ningún lado se dice que con esta afiliación compulsiva podría configurarse el delito de falsificación de documento privado. ¿O será que la intención del legislador, tanto en la ley 23.298 como en el Código Electoral, no fue otra que facilitar la supervivencia de las organizaciones que posibilitan su sustento para poder seguir representándonos con la misma lealtad?

Es vergonzoso este avasallamiento del ejercicio de la libertad individual: nos afilian a la fuerza, pero podemos darnos de baja gratis. Eso sí, este trámite debe ser personal, para poder acreditar de manera fehaciente la identidad. Oprobioso.

Mario de Magalhàes

DNI 7.672.885

Rodríguez Saá

Ante el resultado adverso de su partido en las PASO en San Luis, el senador Adolfo Rodríguez Saá, al expresar su enojo, dijo que va a proceder a "limpiar a los traidores". La diferencia de votos entre los ganadores y ellos fue notable: el legislador va a tener que "limpiar" a unos 50.000 traidores.

Pablo F. Marchetti

DNI 6.002.426

Derechos de autor

El funcionamiento de la Dirección Nacional del Derecho de Autor está en decadencia, de la mano de una pretendida modernización mal implementada. Baste el ejemplo del registro de obras musicales inéditas a distancia. Requiere que los usuarios cuenten con clave fiscal nivel 2 (algo que no todos y menos los bohemios poetas y compositores tienen). Ingresar en el sistema a través de AFIP (organismo ajeno al derecho de autor). Cargar los datos personales del autor (no una vez que lo deje como predeterminado, sino para cada obra a declarar). Subir el archivo con número de CUIT-CUIL (por cada trabajo a registrar). Pagar mediante depósito o giro en una cuenta del Banco Provincia (lo cual implica en el primero de los casos una considerable espera y trabajo extra para el cajero, que debe cobrar 25 pesos tantas veces como obras se vayan a registrar). Escanear y mandar el ticket por cada obra a registrar. Lejos de haber terminado el trámite, se deben llevar personalmente o enviar por correo postal las obras dentro de sobres cerrados. Finalmente, cuando el usuario va a llevar ese sobre y estima que terminará el trámite, le imprimen tres hojas que no sirven para nada y le dicen que vaya a buscar el resultado? ¡a la página de trámites a distancia!, de donde deberá descargar e imprimir otras tres páginas por cada obra, y recién entonces podrá concurrir a Sadaic para presentar el boletín de declaración, ya que en él debe ir anotado alguno de los números que aparecen sin clara identificación en el documento final.

De este modo, lejos de proteger la creación, se empuja a los autores y compositores a la marginalidad del sistema. Un sistema que pone la tecnología por encima de las necesidades reales de los artistas, que en el día a día se esfuerzan por poner su creatividad al servicio de la música.

Jorge Padula Perkins

DNI 10.389.733

UBA y extranjeros

La UBA registra un récord de inscriptos de países vecinos para 2018, unos 60.000, entre ellos gran cantidad de brasileños y chilenos, pero también colombianos, peruanos, venezolanos y paraguayos. Como argentino y como egresado de la UBA, me reconforta la elección de tantos jóvenes latinoamericanos, pero como contribuyente me alarma y me preocupa porque no es la UBA la que solventa con generosidad este esfuerzo sino que somos nosotros, los ya sobrecargados contribuyentes argentinos, quienes estamos haciendo posible lo que los contribuyentes de esos países vecinos se niegan a hacer. Esto no es justo. La Argentina aplica una carga fiscal desmesurada sobre sus ciudadanos, y éste es un gasto que no nos corresponde. La Argentina y la UBA deben encontrar la forma de facturar este esfuerzo intelectual y físico a los respectivos Estados colombiano, venezolano, chileno, brasileño, peruano o paraguayo, transformando así un gesto generoso incomprensible en exportación de conocimiento argentino a la región, como hoy Australia exporta a Asia, albergando a miles y miles de asiáticos en las universidades de Sidney, Melbourne y otras ciudades, recibiendo a cambio casi 2000 millones de dólares.

Hernán Caballero

DNI 13.211.923

Paros imprevistos

Todas las mañanas -al menos de lunes a viernes-, los trabajadores que viajan en la línea San Martín deben sufrir la falta de solidaridad y soportar paros imprevistos, formaciones a las que no se puede acceder por la gran cantidad de pasajeros. Resultado: llegan tarde a sus trabajos, con los inconvenientes que esto provoca. ¿Quién va a solucionar este tema?

María Florencia Acuña

DNI 4.136.847

Mobbing

En la Argentina, las situaciones de mobbing o acoso psicológico en el trabajo son cada vez más frecuentes. Miles de personas lo padecen y para peor ni siquiera conocen el término. El mes pasado un ex compañero de trabajo fue internado en un neuropsiquiátrico porque intentó suicidarse después de ser maltratado en el trabajo. Un ACV le produjo una depresión que culminó en brote psicótico. Hubo otro caso en Córdoba, donde un hombre mató a dos compañeros de trabajo que lo hostigaban. Es necesario que en nuestro país exista una ley contra el mobbing y que las instituciones implementen políticas de prevención para detectar y evitar este flagelo que afecta tanto al trabajador como a la empresa. Para lograrlo sólo hace falta que un organismo competente tenga la voluntad de hacerlo. Lamentablemente la inacción favorece la repetición de este fenómeno.

Liliana Luayza

DNI 12.990.284

En la Red

Facebook

El atentado en Barcelona

"Simplemente horror. Mi corazón con España y Barcelona, ciudad que amo" - Laura Martínez

"Pena de muerte... La reinserción no sirve en ningún país" -Esteban Moyano

"Chicos destrozados detrás de una supuesta causa justiciera. Terrorismo internacional con apoyo progre. Son asesinos, y quienes los apoyan están apoyando asesinatos" -Enrique Herrera

"Me salvé por estar adentro de una tienda. Había almorzado en el Mercado de la Boquería" -Giselle Favario

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.