De los lectores: cartas & mails

La bandera argentina; Incoherencia; Venezolanos; Nos están matando; El término "señor";
(0)
27 de febrero de 2018  

La bandera argentina

Belgrano enarboló la bandera por primera vez el 27 de febrero de 1812. A los pocos días esta se perdió, por lo que sus características y la tonalidad exacta de sus colores originaron una incógnita que no pocos historiadores y vexilólogos intentaron despejar. Con lacónico criterio, diremos que es recién en 1944 (decreto 10.302/1944) y desde hace apenas ocho años (decreto 1650/2010) que el tema de la bandera argentina ha quedado resuelto. Estas disposiciones de gobierno identifican con exactitud los colores y otros detalles de nuestro emblema nacional. Seguramente no es similar al enarbolado aquel 27 de febrero, pero luce fielmente los colores que el prócer nos legó.

Osvaldo M. Helman

DNI 4.474.486

Incoherencia

Ya se ha hablado y se seguirá hablando de la inconveniencia de legalizar el aborto, al menos en los términos que por ahora se han dado a difusión. En la discusión participan intelectuales y personalidades públicas con una inteligencia superior, que nos ahorran de alguna manera a los demás el esbozo de fundamentos o razones adicionales. Es un asesinato. Tan simple como eso. Y no es, o en todo caso no solo es, un argumento religioso. Es un argumento científico que a esta altura no necesita comprobación. A esta altura tampoco sorprende en el estado de degradación cultural de la Argentina que aquellos que profesan una postura ideológica extrema sobre el remanido tema de los derechos humanos no hayan alzado su voz y sus manos y sus plumas para expresar la obvio: el derecho a la vida es el primero y el más fundamental de los derechos humanos. Otro argumento que no necesita comprobación. Pero claro, es muy difícil embarcarse en un diálogo constructivo sobre el tema con aquellos que marchan por "los pibes chorros que matan en los barrios". Nada se puede esperar cuando se bendicen, se alaban y se marcha por el robo y el asesinato. Tampoco parecería ser el caso, o al menos no se los ha escuchado en contra de la legalización del aborto, de aquellos que fanáticamente abogan por el respeto de las garantías constitucionales. Parecería que se deben garantizar a toda costa los derechos de criminales, en muchos casos reincidentes, que son víctimas del sistema y de las políticas de exclusión, dicen. Pero, tan absurdo como pueda sonar, no es atractiva para esta corriente la protección de los más indefensos del sistema de la sociedad, de aquellos que no pueden defenderse por sí mismos, de las víctimas verdaderas y no fabricadas por una intelectualidad seudoprogresista que es incapaz de esgrimir un argumento que desmienta estas obviedades.

Es comprensible que existan posturas diversas sobre este tema. Lo que no es comprensible es el doble discurso, la falta de coherencia de algunos sectores que participan o participarán del debate.

Avelino Rolon

rolonavelino@gmail.com

Venezolanos

Quisiera referirme a la carta del lector Fernando Gómez Videla sobre los venezolanos en la Argentina y darle otra mirada al tema de por qué consiguen empleo rápidamente. Trabajo en el rubro gastronomía y veo a diario cómo a la mayoría de ellos los explotan. No les pagan realmente lo que les corresponde según la escala salarial. Es mano de obra barata para los empleadores. Ellos aceptan porque vienen escapando del hambre en su país y aquí la pasan bien, hasta les giran dinero a sus familias que están allá. Por eso tampoco luchan por sus derechos sociales. Esta situación a los argentinos nos juega en contra, ya que muchos empleadores pretenden que nosotros aceptemos las mismas condiciones de trabajo.

Noemí Caldiroli

DNI 27.710.747

Nos están matando

Si lo que aquí escribo fuese una carta abierta a la gobernadora Vidal sería muy breve, tan solo le diría: "Señora, nos están matando, haga algo por favor". Vivo en un barrio suburbano llamado El Retiro, donde en los últimos tres días asesinaron a dos vecinos para robarles; en los últimos meses, a cuatro que conozco. Es muy angustiante ver cómo personas que hasta ayer veías en el almacén del barrio hoy forman parte de la estadística como víctimas de la delincuencia. Lo peor es ver la escasa presencia policial en sus destartalados patrulleros. En mi barrio, y supongo que en muchos otros, ya no hay chicos jugando en las veredas desde hace mucho tiempo: los que solía haber crecieron, y muchos están en las esquinas drogándose. Me pregunto si estos chicos son víctimas solo de sus adicciones o también de la inoperancia, la desidia y la complicidad estatal con el narcotráfico. O quizá de la inoperancia y la desidia en la planificación de la educación y la salud pública. No lo sé. Las mafias no son solo grupos de delincuentes de distintos niveles enriqueciéndose; también son grupos de políticos mirando para otro lado porque no saben qué hacer. Estas son las peores mafias, las de los inoperantes. Claro, con la anterior gestión gubernamental las cosas andaban más o menos igual, con el plus del latrocinio, pero eso a mí ya no me importa, a tres años del día en que voté a Cambiemos necesitaría que las cosas cambien de una vez. Las obras públicas van muy bien y felicito a la gobernadora Vidal, pero ojalá todos en mi familia podamos sobrevivir a la inseguridad reinante para poder disfrutarlas.

Mario Guillermo Pardo

DNI 11.961.476

El término "señor"

El Diccionario de la Real Academia Española define el término "señor" como "noble, decoroso. Personaje de mucha distinción o de elevada jerarquía". No obstante, es común leer en algunos medios gráficos o escuchar en TV frases como "el señor la descuartizó y la enterró en el fondo de la casa"; "después de robarle, el señor le disparó un tiro en la cabeza y lo mató"; "el señor la mató frente a su hijo"; "asaltó y robó el señor y luego escapó"; "un menor abusado por un señor"; "tres señores ingresaron al local y lo saquearon"; "el señor está prófugo"? Y así muchos ejemplos más. Para referirse a estos casos el vocablo señor debe ser reemplazado por "sujeto, individuo, persona, hombre", etc.

Carlos Dellepiane Cálcena

DNI 4.204.49

En la Red

Facebook

Quioscos saludables: menos del 20% de las escuelas los tienen

"Hay que trabajar no solo en las escuelas, sino también en el hogar"

Elizabeth Tedesqui

"Mala alimentación y el sedentarismo de los chicos son la causa. Menos pantallas y más actividades físicas? ¡Y mayor responsabilidad de los padres!"

Lorena Rojas

"¿Por qué siempre manzanas? Hay tanta variedad de frutas y en algunos colegios es la única que venden"

Silvia Falcón

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección:Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.