De los lectores: cartas & mails

(0)
28 de abril de 2018  

Piqueteros culturales

He sido testigo del infame copamiento del acto de inauguración de la Feria del Libro por parte de sectores opuestos al proyecto de reforma de los Institutos de Formación Docente de la ciudad de Buenos Aires. Cien personas impidieron, con sus abucheos y cánticos, el uso de la palabra primero del ministro de Cultura de la ciudad, Enrique Avogadro, y luego la del ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, en una clara manifestación fascista, como este último definiera.

Es tiempo de que la sociedad repruebe a estos " piqueteros culturales" que no respetan las reglas de la democracia.

Marcos A. Figueroa

DNI 10.424.80

La economía global

Occidente está en problemas. La inevitable globalización de la economía tiene un actor que todo lo puede hacer y a mitad de precio: China. Frente a esto, y solo para dar un par de ejemplos, el Estado de bienestar europeo se desmorona, los obreros norteamericanos hace diez años que ganan lo mismo. Hasta que China no esté totalmente desarrollada y con pleno empleo, las empresas, los Estados y los asalariados alrededor del mundo tendrán que conformarse con menos. No vale cerrarse y vivir con lo propio, es una utopía cortoplacista, papelitos de colores. Y la Argentina no está exenta. Ese es el debate que deberían dar la política, los empresarios y los sindicatos. Antes que pensar en que los asalariados ganen menos, el Estado debería dejar de tomar infinitos recursos de la actividad privada para ayudar en cambio a la industria a ser competitiva en este escenario. Pero el Gobierno tiene temor de poner este tema sobre la mesa e irresponsablemente todos los sectores siguen tironeando para sí los escasos recursos disponibles y eluden hablar de lo importante. No hay muchas soluciones para el faltante: endeudar a nuestros nietos, emitir dinero y generar inflación o adecuarnos al escenario mundial. Hay solución? solo que hay que actuar ahora.

Marcelo Zanovello

DNI 11.317.124

Alternativa de hierro

En un programa televisivo reciente la intelectual Beatriz Sarlo definió a Mauricio Macri como "un hombre de hierro". Creo que lo que esta señora no termina de entender es que no es Macri el de hierro, sino la alternativa que enfrentamos los argentinos al filo del precipicio: o hacemos lo que hay que hacer bien y pronto, o nos vamos al fondo del abismo definitivo.

Juan Carlos Sorondo

jcsoro@yahoo.com.ar

Otros recortes

Desde el Gobierno se anuncia que va a bajar 6% el valor de las facturas de servicios. Eso no alcanza. Hay que anular las jubilaciones de privilegio también. Yo me pregunto cómo hace el Estado para pagar tantas jubilaciones de privilegio de cada exlegislador y exfuncionario. Y la mayoría de ellos no las necesitan, por lo menos los que conozco, que viven hasta en mansiones en Miami. Es una vergüenza. Eso hay que anular. O una mujer que cobra la pensión por el marido que trabajó en el GCBA y tiene casa en Punta del Este y varias propiedades en CABA. Además, sería una buena medida bajar el impuesto inmobiliario y el de patente automotor. Los registros de la CABA son de amigos de la política y recaudan fortunas por la inscripción de un vehículo. Se dice que parte de esa caja va a un sector político muy acomodado. Empiecen por ahí.

Cristián Bacigaluppi

DNI 17.197.948

Corpiño y feminismo

El episodio del corpiño me parece un caso que está mal en su totalidad. En primer lugar, desde la decisión de la chica de hacerlo como un gesto que forma parte del movimiento feminista. En segundo lugar, porque no usar corpiño en el colegio no tiene nada que ver con el feminismo ni con lo que este busca. Si no queremos usar ropa interior en otros ambientes, está bien, pero hay normas explícitas (a veces) e implícitas de cómo estar vestido en ciertos ambientes como lo es un colegio, un trabajo o una reunión importante. Está mal porque esta absurda historia desvía el foco de atención y mezcla todo el buen mensaje que busca el feminismo en su proyecto de buscar los derechos de la mujer, que es mucho más profundo de si me rebelo en un colegio por no usar ropa interior. Lo más sorpresivo de todo es que el caso en sí no es algo demasiado grave; lo más grave es el revuelo que se generó y lo que los medios provocaron.

Seguramente muchos programas y noticieros estarán hablando de esta insólita noticia un mes más, en vez de informar, analizar, intercambiar algo más profundo acerca de los derechos de la mujer, que realmente hagan una diferencia en esta sociedad.

José García Labougle

DNI 40.395.806

Falta de médicos

Mi madre era vecina de San Isidro y prestaba servicio ad honorem como Dama Rosada en el Hospital Central Escuela de San Isidro "Dr. Melchor Ángel Posse". Complicaciones de salud la llevaron a ser atendida en dicho nosocomio y su experiencia fue lamentable. El 11 de diciembre el jefe del Servicio de Infectología desistió de internarla a pesar de presentarse en el hospital con una infección grave en las piernas. Al día siguiente, el titular de Cardiología no pudo esperar cinco minutos los resultados de un ecodoppler y "dejó la instrucción" de que vuelva en diez días. Presionando, logramos que la internen a través de la guardia en terapia intermedia, con un severo edema pulmonar con alto riesgo de muerte. Inexplicablemente, días más tarde la derivaron a una habituación común, sin presentar una mejora considerable en su estado. No pudieron realizarle un ecodoppler de miembros inferiores durante los trece días que estuvo dentro del hospital porque no había personal para operar el equipo. El 25 de diciembre mamá sufrió el primer paro cardíaco. La enfermera se limitó a llamar por teléfono a un médico de guardia, que no aparecía. No sabía practicar RCP o asistirla con un desfibrilador. Solo después de tres minutos conseguimos la asistencia de un médico que encontramos en las escaleras del edificio. El 1° de enero mi madre murió en la sala de terapia intensiva, donde debería haber estado desde el principio. A las pocas semanas solicitamos una reunión con el director de Urgencias del hospital. Su respuesta, en síntesis, fue: "Estamos en la Argentina. Hacemos lo que podemos con lo que tenemos. Se redujo el presupuesto para la atención médica y se otorgó más a la educación. No tenemos personal para hacer ecodoppler más que los lunes, tampoco tenemos suficientes médicos de guardia en los pisos y no disponemos de equipo para realizar angiometrías".

Señor intendente de San Isidro, le rogamos destine los recursos necesarios para que los contribuyentes cuenten con un hospital acorde con la pesada carga impositiva que impone el municipio.

María Cecilia Bórtolas

DNI 21.763.833

Tren patagónico

En la sección Economía del 24 del actual, una sucinta nota referente a los proyectos ferroviarios oficiales da cuenta, entre otros, de la construcción de un "tren patagónico", que uniría la zona petrolera de Vaca Muerta, en Neuquén, con el puerto de Bahía Blanca. No me explico las razones de encarar el tendido de esta nueva y extensa línea férrea, dado que ya existe desde hace muchos años la vía que une Bahía Blanca con Neuquén, con punta de rieles en Zapala. Creo que para las necesidades logísticas de ese yacimiento bastaría con la ejecución de un empalme y consecuente ramal hasta allí de la línea existente. Solo hace falta reacondicionarla (y mantenerla) para su eventual rehabilitación.

Salvo que se aporten fundadas razones que justifiquen este emprendimiento, aún no especificadas, pienso que se trataría de una obra superflua, en detrimento de la recuperación ferroviaria del resto del país.

Ing. Saúl Eduardo Farías Pizzurno

DNI 1.800.291

Admitir el error

Discrepo de la carta de la señora Carolina Laura respecto de justificar, por el simple pedido de perdón de parte de la señora María Eugenia Estenssoro, su incorrecta información que involucraba una grave y falsa crítica al doctor Nicholson. Es lamentable que con ello se borre y quede en la nada una declaración que en algunos casos puede hasta ser una calumnia. Esto hoy en día es muy usual en políticos y periodistas, quienes realizan afirmaciones sabiendo que con un simple pedido de disculpas no solo se borra lo sostenido, sino que además son felicitados por su actitud. La única forma de evitar situaciones como esta es que los opinólogos sean más cuidadosos y antes de formular declaraciones se aseguren a conciencia de que lo que dicen es cierto. De otra forma, estaremos fomentando el culto infame de la mentira porque, total, después pido perdón y aquí no pasó nada.

Carlos Alberto Gietz

carlosgietz@yahoo.com.ar

Paro de bancos

La carta del 21 del actual del lector Osvaldo R. Massa sobre el paro bancario es muy correcta, pero encierra cierta ingenuidad. Los dirigentes de ese y de otros sindicatos no actúan como gremialistas, sino como políticos que encontraron la forma de hacerse oír sin ninguna intención de ayudar a sus gremios y menos al país, sino poner palos en la rueda. Cuando la situación general es muy delicada y todos en mayor o menor medida debemos colaborar para poner a la Argentina en el lugar que debe ocupar, hay gran cantidad de personas que pugnan para que no lo logremos, con lo cual en realidad atentan contra sí mismos.

Cuesta creerlo, mucho menos entenderlo.

Hugo Dagum

DNI 4.180.450

En la Red

Jóvenes activistas impiden hablar a las autoridades en la Feria del Libro

Facebook

"Violentos. Irrespetuosos. ¡En ese ámbito y ante un ministro! No importa cuál sea el partido, allí está la muestra de falta de educación, de intolerancia... qué vergüenza. Después estos mismos grupos hablan de censura y mencionan derechos" -María Cecilia Gallegos

"Que la gente averigüe por qué se oponen o por qué tuvieron que llegar a esto. Qué más me gustaría que haya más docentes luchadores como ellos" -Ceci Saracho

"Se oponen a una mejora en la calidad educativa. Hace rato que los docentes deberían ir a una universidad" -Vicky Schmid

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.