De los lectores: cartas & mails

(0)
6 de julio de 2018  

Normas

El uso de la palabra -devaluada en la Argentina- posibilitó que durante varios gobiernos sucesivos se debatiera banalmente sobre el modelo de país que queremos y el problema recurrente de las crisis que atravesamos. En cuanto a esto último, el debate ha girado sobre si estas crisis se deben a lo político, lo económico, lo cultural o a la "Justicia" que tenemos. Sin embargo, se trata en definitiva de ética. Es decir, de que cada argentino decida por sí mismo acatar las normas, no delegue su propia responsabilidad en la Justicia, abandone el pensamiento mágico y la negación habitual de la realidad. Y que actúe con conciencia y solidaridad con el prójimo. ¿Se logrará?

Paula Winkler

DNI 6.430.920

Plan B

Winston Churchill, Segunda Guerra Mundial. Londres destruido bajo el fuego de las V1, la blitzkrieg nazi. Muchos ciudadanos lo visitaban para quejarse de la guerra. Suele decirse que sobre su escritorio, un cartelito rezaba: "Si usted no trae la solución, es parte del problema". Churchill decía: "Señores, en lugar de lamentarse, ¿cuál es su propuesta? ¿Pueden ir a Berlín y terminar la guerra?".

Y aquí, nosotros, quejosos, para nuestra Argentina, ¿cuál es el plan B?

Raquel Saffores

DNI 4.223.516

Deporte amateur

A raíz del Mundial 2018 me entero de que para que Sampaoli se retire, la AFA debe pagarle 11 millones de dólares. Ahora leo en los diarios que traerlo a Simeone o a Pochettino nos costaría 50 millones de la misma moneda. Pregunto: ¿por qué no abrimos un paréntesis en nuestra historia del fútbol y no contratamos a nadie, y utilizamos ese dinero para apoyar a tantos deportistas amateurs que tenemos en nuestro país? Además de hacer el bien, nos ahorraríamos más del 80%.

¿Estaré tan equivocado?

Carlos M. Guevara

DNI 11.478.136

Maestro

Cada vez que cruzo a Uruguay en auto, vuelvo a mi país con aprendizajes. Ese país de 3,5 millones de habitantes me enseña a conducir, a respetar al otro, a ser humilde, a no ser prepotente. Paso por sus pueblos y veo que no hay papeles en la calle, cada uno cuida lo suyo y lo ajeno con amor. No existe resentimiento y agradecen al que les da trabajo y, por sobre todo, nos enseñan a estar conformes con lo que tienen sin perder la esperanza que pueden dar un paso más, pero con humildad y sacrificio. No sorprende entonces que su selección tenga un director técnico al que todos llaman "el maestro". Un ejemplo digno de replicar en todos los ámbitos, sea cual fuere el resultado hoy con Francia.

Matías A. Britos

DNI 12.890.327

Ojos que no ven...

Lo único seguro que tenemos en la vida es que un día moriremos. El tema de la muerte es un tema tabú en la sociedad occidental. Sin embargo, se trata de algo natural y deberíamos poder naturalizarlo, como un movimiento que continúa a la vida, sin interferencias de ningún tipo. Lo más común en la vida es que los hijos sobrevivan a los padres. ¿Qué nos pasa como padres cuando esto se subvierte y se muere un hijo?

Si conocemos familias en las que un hijo ha fallecido antes que los padres, las veremos devastadas, traumatizadas. Por más que pasen los años, el dolor es tan profundo que las heridas aún duelen. Y aquí cabe una reflexión sobre el aborto. En el caso que una mujer pueda elegir si el ser que lleva en su vientre nacerá o no, ¿es verdad el refrán que dice "ojos que no ven corazón que no siente"? ¿Cuál sería la diferencia entre un nonato y un niño recién nacido? ¿Su grado de evolución? ¿Duele menos la muerte de un niño en el seno matero, un niño pequeño o de un adolescente de 18 años? ¿Con qué parámetro estaríamos midiendo el dolor? ¿Somos las mujeres las únicas que deberíamos tener en nuestras manos el poder de decidir si ese ser vivirá o no? ¿Somos omnipotentes y todopoderosas? ¿Cuáles son las fuerzas más grandes que nosotras que hacen que una mujer quede embarazada y otra no?

La vida y la muerte son un misterio, respetar los misterios y aceptarlos tal como son forma parte de la humildad que necesitamos como seres humanos para poder evolucionar en conciencia.

María Gabriela Petrich

DNI 14.951.684

Mayoría de edad

En 2010, cuando se aprobó la ley de mayoría de edad a los 18 años, se publicó una carta mía con el título: "¿Ya son mayores?". En ella, además de argumentar las malas consecuencias para el sistema educativo, la protección de la salud de esos jóvenes, la falta de capacidad emocional al extenderse en el tiempo la adolescencia, afirmé textualmente que aquellos "carecen de responsabilidad patrimonial para responder por las consecuencias de sus hechos y actos jurídicos, y creo que el resto de la sociedad también merece protección jurídica". La sentencia penal a Nahir Galarza plantea los siguientes interrogantes: ¿quién se hará cargo frente a la familia de la víctima de la responsabilidad civil por el hecho? ¿En cuánto ayudará a su resocialización que se la recluya en una cárcel con mujeres mayores de edad, en muchos casos reincidentes? Creo que es hora de enmendar la ley de 2010, volver a establecer la responsabilidad patrimonial de los padres hasta los 21 años y estudiar un régimen penal especial para jóvenes de entre 16 y 25 años.

Miguel Ángel Reguera

DNI 16.831.396

Testimonial

Me sorprende la desinformación o falta de memoria de ciertos periodistas. En el canal TN entrevistaron a Nacha Guevara y a Cacho Castaña, y escuché lo siguiente: " Nacha Guevara es una diosa, no soy su amiga, pero es divina".

Será talentosa como actriz, pero hay que recordar que fue candidata "testimonial" para una banca en diputados por la provincia de Buenos Aires, convocada por el expresidente Kirchner, sabiendo de antemano que no iba a ocupar ese cargo. ¡Cuánta hipocresía y deslealtad a la patria!

María Sara Pedretti de Lavenás

mariasarapedretti@gmail.com

En la Red

Facebook

Actores vuelven a convocar a una marcha contra el FMI el 9 de julio

"Me parece que desvirtúan los días patrios y se apoderan del discurso"

Vero Duek

"¡Está muy bien! Pero agreguen carteles que digan: 'Devuelvan lo robado'"

Jorge Sdrigott

"¿Quién garpa estas operetas?"

Marcos Ezequiel Oliva

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección:Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?