De los lectores: cartas & mails

(0)
15 de julio de 2018  

Carta de la semana

Una lección desde Tailandia

Con el rescate de los niños tailandeses experimenté al mismo tiempo una gran alegría y una profunda admiración hacia el equipo responsable del operativo, pero también hacia el pueblo tailandés, que frente a este hecho, que pudo ser una tragedia, evidenció valores culturales envidiables, por lo menos para nosotros, los argentinos. Entre ellos, destaco la actitud de no buscar culpables. Cuando el profesor envía una nota a los padres disculpándose y pidiendo perdón por lo ocurrido, estos le responden: "Ninguno está enojado con vos. Todos te entienden y te envían los mejores deseos y coraje. Gracias por ayudarnos a cuidar de nuestros hijos. Vos entraste ahí con ellos y tenés que salir con ellos. Y debés salir sano".

¡Qué admirable! Cuánto mejor nos iría a los argentinos si en lugar de buscar culpables por lo que nos pasa supiéramos primero perdonarnos, para luego, todos juntos, abocarnos a resolver los graves problemas que nos aquejan.

Santiago L. Ordoñez

DNI 4.553.119

¿Educación sexual?

Reclaman educación sexual para prevenir. En 2006, se sancionó la ley 26.150 de educación sexual integral. Promueve educación sexual para todos los estudiantes de establecimientos educativos públicos de gestión estatal y privada, igualdad de trato para mujeres y varones, asesoramiento por parte de una comisión de especialistas en la temática para establecer la currícula, prevención de enfermedades, y demás. Sin embargo, en plena puja en el Senado por la legalización del aborto, la Nación firmó un Convenio de Educación Sexual Integral con la Fundación Huésped, gran impulsora del aborto legal, y cuyo director Leandro Cahn, expuso en el Senado a favor del proyecto.

¿Qué es lo que realmente se intenta transmitir a nuestra sociedad? Esto es, por lo menos, preocupante.

M. Florencia Casasnovas

DNI 28.802.710

Sofía Matozzi

DNI 35.323.338

Eduardo Moreno Vivot

DNI 17.332.756

Luciana María Colombres

DNI 22.263.413

Daniela Di Tomaso

DNI 32.727.580

Teresa Álvarez Mallea

DNI 23.904.389

Florencia Tejerina

DNI 21.447.270

La ley y el dogma

Recientemente, el senador Pichetto le pidió tolerancia a la Iglesia Católica para con quienes piensan distinto respecto de la legalización del aborto en la Argentina, y afirmó que la ley está por encima del dogma. Valdría la pena recordarle al senador lo siguiente: en primer lugar, no es solo la Iglesia Católica la que se opone a su legalización, sino también otras iglesias cristianas y miembros de distintas confesiones religiosas. Segundo, que la legalización del aborto sería contraria a lo que dispone el artículo 19 del nuevo Código Civil y Comercial, aprobado en 2014, y que el senador votó en su favor, que dice: "La existencia de la persona humana comienza con la concepción". En tercer lugar, que su aprobación (y lo debería saber) sería anticonstitucional, porque contradice el Pacto de San José de Costa Rica, al que adhiere nuestra Constitución, que reconoce el derecho a la vida a partir del momento de la concepción. Asimismo, el senador debería recordar que el Preámbulo de la Constitución reconoce a Dios como fuente de toda razón y justicia. Por otra parte, si el artículo 2 señala que el gobierno federal sostiene el culto católico, ello no debe ser interpretado como algo meramente material, sino como algo sustancial hundido en nuestro ser nacional y, en tal sentido, no se puede desconocer el pensamiento de la Iglesia Católica como para mandarla callar en un tema como este.

Por último, dos ejemplos para que el senador entienda por qué razón, para nosotros, los católicos, Dios está por encima de todo. El del apóstol Pedro, frente al Sanedrín, que pretendía juzgarlo por hablar de Jesucristo y curar en su nombre, respondiéndoles: "Juzguen ustedes si es justo delante de Dios, obedecerlos a ustedes antes que a Dios". O el de un gran hombre político, como Tomás Moro, quien fue decapitado por no obedecer las órdenes del rey Enrique VIII, quien antes de que el verdugo lo ejecutara dijo: "Muero siendo fiel siervo del rey, pero primero de Dios".

Quiera Dios que el senador no confunda la vida con un dogma religioso, ni la ley como un texto desligado de la justicia y su marco de referencia.

Jesús María Silveyra

DNI 11.045.065

Relato sobre Malvinas

En el editorial del 30 de junio se describe la persecución que sufre un grupo de oficiales y suboficiales del Regimiento de Infantería 5 (RI5), por su desempeño en la Guerra de Malvinas. Nacido con la Patria en 1810, el RI5 fue desplegado, durante dicha guerra, en la isla Gran Malvina, y sus 1500 integrantes, hoy veteranos de guerra (VGM), cumplieron su misión bajo bombardeo británico y aislados de Puerto Argentino. El 9 de mayo el buque Isla de los Estados, que transportaba pertrechos para el regimiento, fue hundido frente a las posiciones del mismo, perdiendo la vida sus veintidós tripulantes. Los soldados del RI5 se mantuvieron unidos y operando, a pesar de no haber recibido suministros por más de cincuenta días, a la intemperie, en un clima extremo, por lo cual, sin excepción, pasaron hambre y frío.

Los admiradores de los terroristas de los 70 hoy se proponen mancillar la gesta de Malvinas estigmatizando a los soldados como víctimas, lo que constituye un insulto para quienes combatieron y dieron su vida por la Patria, en 1982. Este relato la presenta como un mero plan criminal, sistemático y generalizado, de tortura, violación de los derechos humanos y asesinato de soldados conscriptos, lo que habilita a la acusación de oficiales y suboficiales por delitos de lesa humanidad (DLH), relato en el cual la fuerza de tareas británica no existe. Tuve la oportunidad de participar de reuniones de VGM, quienes, sin distinción de jerarquías ni grados, desmienten los hechos denunciados, los cuales, además de una mentira, son un mensaje devastador para las Fuerzas Armadas, que compromete la defensa nacional. Los máximos responsables de la conducción de la Guerra de Malvinas fueron juzgados y condenados, hace más de 30 años. El juez Lijo, la Cámara Federal Penal de Comodoro Rivadavia, la Sala I de la Cámara de Casación y la Corte Suprema de Justicia ya se expidieron respecto de estos inexistentes DLH, en fallos firmes, con carácter de cosa juzgada, todos exculpatorios para los acusados. No obstante, un fiscal de Justicia Legítima, el doctor Rapoport, volvió a la carga y solicitó al juez, doctor Calvete, en Río Grande, la detención e indagatoria de veintiséis oficiales y suboficiales del RI5. Existen numerosas pruebas que demuestran que los testigos y las presuntas víctimas fueron incentivados a mentir con la promesa de un resarcimiento económico.

A esto hemos llegado en la Argentina, sin que nuestras autoridades nacionales atinen a desenmascarar a los responsables de estas denuncias, como sé se hizo en el caso Maldonado, al que esta felonía multiplica por cien. La sed de venganza de los pretendidos querellantes solo quedaría saciada si las Fuerzas Armadas fueran humana y espiritualmente exterminadas, lo que jamás sucederá. A los 649 caídos en Malvinas les debemos un tributo de honor y gloria, por eso debemos denunciar estos relatos infames y enfrentar, unidos, en paz y libertad, los desafíos del presente, esfuerzo imprescindible para rescatar a la Argentina de su decadencia, ganar la batalla del progreso y de ese modo ser merecedores del legado de nuestros héroes.

General de Brigada (R.) José Luis Figueroa

Exjefe del Regimiento de Infantería 5

Conejillo de Indias

Como un aporte al interesante artículo de Nora Bär "Increíble, pero cierto", en 1844, por primera vez se utilizó el óxido nitroso o gas hilarante (que produce risa) como anestésico. El odontólogo Horace Wells se ofreció como voluntario para que su socio le hiciera una exodoncia (extracción dental) bajo sus efectos.

Diana Daich de Eidelsztein

diaeidel@hotmail.com

Alquileres

A raíz de la nota "?los alquileres subieron un 35% en la ciudad de Buenos Aires", está muy claro que el gobierno porteño está abonando el terreno para lanzar otra medida populista, una más, y ya sabemos a dónde nos llevan los populismos de cualquier signo. Los precios de los alquileres aumentaron por varios motivos: 1) la comisión inmobiliaria debe ser asumida en exclusividad por el propietario, impactando directamente en el valor del alquiler, gracias a una reciente ley populista impulsada por el jefe de gobierno; 2) el déficit fiscal que genera inflación y dispara el valor del dólar; 3) el aumento en las tasas de interés. Un ingeniero hidráulico nos lo explicaría bien fácil: "Sube el nivel del agua, sube el corcho".

Un consejo a los inquilinos: ahorren un 10% del valor del inmueble que habitan, pongan un plazo fijo en pesos y con el resultado de los intereses pagan el alquiler. Con esta simple estrategia financiera evitan pagar impuestos a los bienes personales, y el impuesto inmobiliario incluido en el ABL (que paga el propietario), y tampoco pagarán comisión.

Lidia Otero

DNI 13.530.598

En la Red

Según una auditoría, solo el 2% de los acusados de corrupción son condenados

Facebook

"Hay que poneren la función de juez federal a gente honesta, capaz, que honreel cargo" -Marcos Borodovsky

"Es una de las tantas cosas para arreglaren este país y quizá la más complicada, porque hay muchos resortes queno quieren saber nada" - Eduardo Enrique Peralta

"Hay que apurara los jueces para que apliquen justicia de una vez por todas. Y, si no, presos ellos" -Carlos Marcelo Dottori

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.