De los lectores: cartas & mails

(0)
22 de julio de 2018  

Carta de la semana

Tarea para las vacaciones de invierno

Mi nieto cursa el segundo año en el colegio industrial Taller Regional Quilmes. Al finalizar la primera parte del curso, Diana, la profesora de la materia Lenguaje Tecnológico, les dio a sus alumnos "tareas para las vacaciones" de invierno. Estas son: disfrutar de un amanecer o de un atardecer (siempre hay cosas para descubrir mirando el cielo); mirar alguna película o serie que no habías visto (compartida siempre es mejor); disfrutar momentos geniales con amigos y amigas, y reírse mucho; sacarse mil fotos y hasta disfrazarse (¿por qué no?); conocer un lugar de tu barrio o ciudad que nunca visitaste; abrazar mucho y fuerte a tu familia, a tus amistades, y aprovechar para decirles cuánto los querés; tomarte un tiempo para reflexionar, respirar profundo y agradecer; ponerte al día con las cosas atrasadas; jugar, crear, escribir, pintar, bailar y hacer música, porque la creatividad es la inteligencia divirtiéndose; en un papel o en el celu, escribir las metas que deseas cumplir en 2018; cargar las pilas para la segunda mitad del curso. Disfrutá cada día, que el tiempo pasa rapidísimo.

Creo que actitudes y "tareas" como estas merecen ser difundidas.

Teresa P. Garrido

DNI 3.998.487

La casa Argentina

En mi casa se gasta mucho más de lo que ingresa, y me estoy endeudando mucho. Mis hijos Campo e Industria tienen ingresos, pero cuando les pedí que aportaran más, me explicaron que no pueden y, cada uno me sugirió que le pida al otro. Mis otros dos hijos, Legislativo y Judicial, que trabajan poco, tampoco pueden ahorrar nada. A Subsidios me lo dejó la propietaria anterior. Come alimentos carísimos. Quise ahorrar en eso y me gruñó. Mi madre, doña Jubilación, sobrevive con lo que le doy. Cuando quise recortarle, sus amigos me tiraron cascotes contra los vidrios de la casa. La empleada ya me amenazó con sentarse en la puerta con carteles si me atrevo a bajarle las horas que trabaja. Para peor, la propietaria anterior me dejó la casa hecha pedazos y no la puedo arreglar.

¿Alguien tiene alguna sugerencia?

Guillermo H. Manzato

Guillermo.manzato@gmail.com

Estupidez y cobardía

Con una mezcla de asombro e indignación recibí la comunicación de que el Festival de la Luz, que cumple 30 años de exitosas presentaciones, se ha visto obligado a retirar el lema "Por la vida" con el que fuéramos convocados a participar en 2017. El nombre elegido un par de años atrás debió ser eliminado de carteleras, salones e invitaciones, por considerarse que hace alusión a la controversia generada por el proyecto de despenalización del aborto. Infiero que quienes obligaron a eliminar este lema han pensado en él como una manera solapada de influenciar o asociarlo con el sí a la vida. Francamente creo que el grado de estupidez y cobardía al que hemos llegado es intolerable. Llegar a censurar el arte desde la política lo considero un acto de discriminación abominable. En este caso quiero llamarlo censura previa, pues salvo los curadores, todos ignoramos qué obras se presentarán. La bienal convoca a argentinos y extranjeros que lejos están de entender tamaña arbitrariedad.

Dolores Güiraldes

dologui@yahoo.com

Padre Opeka

El miércoles pasado el padre Pedro Opeka recibió el título de doctor honoris causa por la Universidad del CEMA. El auditorio de esta prestigiosa universidad argentina, privada y laica, desbordaba de gente que quiso acompañar un evento de enorme valor: un ámbito académico que reconoce el mérito de alguien no académico, guiado por un fuerte sentido humanista y cristiano. Es un sacerdote católico, pero su obra no responde a una misión religiosa, sino social, apoyada en el reconocimiento de la dignidad como el primer tesoro humano y del potencial que emana del corazón y la mente de cada uno. El padre Pedro cree que las personas somos creadas a imagen de Dios y actúa en consecuencia. Más allá de las adversidades que le tocaron vivir, él avanzó. A tal punto que este hombre blanco, como lo veían los propios lugareños, hundía sus manos y sus pies en el mismo lugar que lo hicieran los hombres negros en ese Madagascar paupérrimo: en un basural. ¿Cómo es posible sacar algo bueno de un basural y transformar la vida de tantas personas que viven allí? Solo hay una respuesta que surge de la mirada de este buen pastor: creer que el corazón y la mente tienen recursos infinitos dados por su Creador. Es la fe en el hombre y en su Dios. Su obra es humana y concreta; él es un hacedor con un único objetivo: devolver la dignidad a personas hundidas en una miseria impensable.

El miércoles tuve la alegría de entregar en sus manos la serie de videos de PovertyCure, sobre la superación de la pobreza, que es el modo cómo abordamos el tema de la pobreza en el Instituto Acton. Hay un mensaje que nos deja Opeka: es necesario renovar cotidianamente nuestra conciencia sobre qué es la pobreza, esa que destruye la dignidad, porque aniquila los recursos internos para reconocerla, y vincularnos de algún modo con ella.

Que esta visita del padre Pedro Opeka contribuya a ese despertar más consciente y profundo de los verdaderos dramas que nos rodean.

Cecilia G. de Vázquez Ger

Directora ejecutiva Instituto Acton

www.institutoacton.org

Universidades

Es de gran importancia la firma por parte del Presidente del decreto sobre designaciones y contrataciones que apunta a la reducción de gastos en la gestión pública. En el ámbito universitario deja sin efecto, a partir del 1º de enero de 2019, los convenios de asistencia técnica, mediante servicios personales, entre diferentes universidades y entidades del PEN (art. 3). Sin duda es un claro freno a los actos de corrupción que tienen a las universidades nacionales como medio para el desvío de fondos públicos a destinos espurios. Esto viene dándose desde el comienzo del gobierno de Néstor Kirchner, quien con un decreto facilitó que el Estado contratara en forma directa con universidades nacionales, las cuales, con rectores, decanos y profesionales, profesores o no, afines al peronismo kirchnerista, distraían centenares de millones de pesos provenientes del erario público ante la confianza que da la "marca" de la universidad y de la facultad elegida insertadas en un dictamen. Tan solo en la Facultad de Derecho de la UBA en el ejercicio 2017 ingresaron por estos convenios 271.568.747 pesos. No se conocen las aperturas de partidas correspondientes a estos ingresos. Con base en la autarquía y la autonomía que defienden a rajatabla, las universidades se vienen excusando de rendir cuentas a la ciudadanía. Por otra parte, poco se sabe qué porcentaje de esos importes ingresaron efectivamente a las arcas de la facultad para cubrir sus gastos anuales. Pero el alcance de la norma del art. 3 queda a mitad de camino ya que regula "hacia adelante" y no se detiene en investigar "hacia atrás" todo el mecanismo de corrupción montado por el gobierno peronista. Tampoco prevé conocer e investigar a los que, como operadores universitarios, se involucraron en la maniobra. Hayan sido profesionales externos, profesores o autoridades de las facultades involucradas, deberán ser identificados e investigados y a quienes hayan colaborado, activa o pasivamente, en actos de corrupción deberá caerles todo el rigor de la ley y deberán retornar a las exhaustas arcas de nuestras facultades el dinero que han saqueado.

Guillermo J.H. Mizraji

Profesor titular

gmizraji@estudiomd.com

Sadaic

En la edición del martes pasado se informa de la multa impuesta a Sadaic por cobro excesivo en derechos de autor y la recomendación efectuada por la Comisión de Defensa de la Competencia para que el Poder Ejecutivo establezca un nuevo régimen de fijación de aranceles. Sería oportuno que desde el Ministerio de Justicia se informara públicamente sobre la decisión que se haya adoptado respecto del dictamen del comité de veedores designados por el ministerio, quien recomendó intervenir dicha sociedad dadas las múltiples irregularidades internas detectadas. Al Poder Legislativo le cabe por su parte reformar una norma que no tiene precedente en ninguna asociación civil del país, conforme la cual el Estado designa dos auditores internos y estos a su vez a su personal. Todo ello con sueldos que superan holgadamente los que se perciben en el sector público. Solo que abonados con los derechos producido por nosotros, los autores.

José Bernardo Ogiewiecki

DNI 11.424.946

Contratos de alquiler

¿Le gustaría que una oficina del gobierno le dijera en cuánto puede alquilar su propiedad? ¿Y que le "sugiriera" cláusulas? ¿Y si usted no aceptara las sugerencias? Esto podría suceder si se aprobara en la provincia de Buenos Aires el proyecto de ley N° 146/18-19, que presentaron los diputados Rocío Giaccone y José Ottavis, del bloque peronista kirchnerista, para beneficiar a los inquilinos y que los gastos del contrato de alquiler corran por cuenta del propietario. Tamaño dislate resultaría algo risueño si no fuera que ya fue votada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires una ley con algunas semejanzas, y que consiguiera el efecto contrario al declamado. En tiempos turbulentos, la alquimia política consigue maravillas, eso sí, totalmente alejadas del sentido común, de las leyes de la economía, e incluso del Código Civil y Comercial y de derechos constitucionales. En fin, debemos rezar para que vuelva el extraviado sentido común.

Ernesto L. Leive

eleive@gmail.com

En la Red

Facebook

Alerta por dos casos de sarampión

"Se habla de ambientes cerrados. Subís al colectivo y la gente ahogándose y no abre una ventana porque se le descoloca el peinado" - Gladys Laura Manrique

"No solo al vacunarnos cuidamos de nosotros sino del otro... respeto por el prójimo" -Van Muñoz

"¡A teneren cuenta!" -Silvia Beatriz Albarrasin

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.