De los lectores: cartas & mails

Mejor evitar que las tragedias ocurran; Qué Policía queremos; Utopía futbolística; Sociedad fagocitaria; Anarquistas; Indemnizaciones; Radares y multas; Tilos en flor; Peligro en el tren
(0)
25 de noviembre de 2018  

Carta de la semana

Mejor evitar que las tragedias ocurran

La tragedia del ARA San Juan ha movilizado a la opinión pública de modos diversos, desde la genuina congoja de casi todos al oportunismo político de algunos. Pero esta terrible historia genera además una gran angustia social, al reiterarse -una vez más- la forma en que reaccionamos frente a estas situaciones. En cada tragedia buscamos culpables y perdemos de vista que esto no refleja tan solo la responsabilidad accidental de un actor, sino que pone en evidencia un problema cultural más profundo. Frente a los hechos consumados nos indignamos, los evaluamos con parámetros de un Primer Mundo ilusorio, en contraste con el escaso rigor que pusimos para evitar ese mismo hecho.

Las tragedias seguirán ocurriendo, pero podrán ser aceptadas dignamente el día que nuestra reacción esté en consonancia con el modo en que planificamos nuestro destino. Un país se construye con heroísmo -como el de los compatriotas fallecidos en el submarino- pero también con la acción anónima de aquellos que cotidianamente tratan de evitar que las tragedias ocurran.

Luis Alberto López

DNI 16.785.602

Qué Policía queremos

Impactan las imágenes. Son aterradoras. Ver a la policía retroceder frente a las hordas salvajes en las calles de Floresta, a la salida del partido en el que el local All boys perdió frente a Atlanta , asusta. Sin público visitante, la hinchada del primer equipo descargó su furia frente a los uniformados, cuya función es dar seguridad a la población. ¿Qué debían hacer entonces? ¿Replegarse como lo hicieron, y permitir que los ataquen, o defenderse y repeler la violencia inusitada de los inadaptados?

Nadie quiere asumir el costo del debate, pero sería interesante hacer un plebiscito en la población y saber qué tipo de país queremos. ¿Que la policía siga actuando como hasta ahora, indefensa y permitiendo todo tipo de desmanes y una agresión indiscriminada, tal como sucedió en las afueras del estadio (y antes frente al Congreso), o que actúe conforme a la ley y proteja a la población, tenga el derecho a defenderse y no permita este tipo de actos vandálicos?

Estoy seguro de que nos llevaríamos una gran sorpresa si hiciéramos ese ejercicio.

Sergio Milgram

DNI 16.821.937

Utopía futbolística

En los meses de enero y febrero es habitual que se realicen torneos de fútbol en lugares de veraneo. Sugiero que se conformen seleccionados con jugadores de equipos de tradicional rivalidad, o sea: Boca-River, Independiente-Racing, Rosario Central-Newells, Talleres-Instituto, San Lorenzo-Huracán, entre otros. Quizás sea el punto de partida para festejar los triunfos sin las típicas agresiones entre las hinchadas.

¿Será una utopía?

Abraham Stempler

DNI 4.273.571

Sociedad fagocitaria

Luego de la asamblea gremial de Aerolíneas Argentinas del 15 del actual, que dejó a 30.000 personas varadas y diseminadas a lo largo de todo el país, del paro docente (el número 25 en lo que va del año) del día 19, que dejó a cuatro millones de chicos sin clase, del paro de la Justicia nacional del 21 que privó a miles de personas de ese derecho, y de ver a diario el apoderamiento del espacio público por parte de multitud de personas con las más variopintas consignas, debo concluir que estamos inmersos en una sociedad depredadora y fagocitaria. Quienes expresan los reclamos (legítimos o no), nunca afectan a quienes pueden o deben dar respuesta a sus pedidos, sino que atropellan y perjudican con total impunidad a quienes se encuentran más desprotegidos y no pueden hacer nada para solucionarlos.

Gabriel Esteban Cevasco

gecevasco@tccabogados.com.ar

Anarquistas

Durante años los organismos de derechos humanos han convencido a la mayoría de la sociedad , incluido a buena parte del periodismo, catalogando a los grupos guerrilleros que asolaron al país como " jóvenes idealistas". Hoy asistimos al eufemismo de "anarquistas" para designar a los delincuentes comunes que, escudados en una dudosa ideología, pretenden sembrar el odio y el caos en la sociedad poniendo bombas. Es peligroso catalogar a estos grupos como integrantes de alguna corriente contestataria histórica en un país donde la Justicia tiende a ser demasiado benigna con la mayoría de la delincuencia escudada en esas ideologías. Los individuos que rompen los espacios públicos, usan piedras como proyectiles contra las fuerzas de seguridad, usan armas a sabiendas de que pueden matar y ponen artefactos explosivos sin ningún miramiento, son delincuentes peligrosos y como tal deben ser catalogados y enjuiciados.

Adriana de la Canal

DNI 6.522.747

Indemnizaciones

Por estos días se debate en el Gobierno el otorgamiento de una indemnización a los familiares de los soldados fallecidos del Regimiento de Infantería de Monte 29, en ocasión del artero ataque perpetrado por movimientos guerrilleros, en especial, Montoneros. A estos últimos se los "distinguió" años más tarde con el pago de una cuantiosa indemnización otorgada vaya a saber a mérito de qué. ¿Puede el Estado argentino poner en pie de igualdad a soldados que dieron su vida por su bandera , con los guerrilleros, que solo buscaban la toma del poder, tal como ellos mismos manifestaron? ¿Es lícito igualar méritos en función de una indemnización?

¿No se debería derogar aquel reconocimiento, aunque no se exija la devolución de lo cobrado y ahí sí, entonces, honrar la memoria de aquellos valientes soldados?

Martín Molteni

DNI 13.549.062

Radares y multas

Estamos cansados de ver que en la mayor parte de las tercerizaciones del Estado hay grandes defectos o corrupción. Algo así pasa con el sistema de multas fotográficas por exceso de velocidad en la provincia de Buenos Aires y otras provincias y municipios, tomadas por cinemómetros controlados por el INTI. Una particularidad del sistema, que mucha gente no sabe, es que la mayor parte de los equipos están mal identificados y la denominación en el acta de multa no responde a lo declarado en el INTI, por lo que las actas deberían anularse. Pero los jueces de faltas en muchos casos le dan vueltas al asunto recurriendo al idioma juridistoide y al "copio y pego" para confundir, no anular el acta y así seguir multando con el mismo equipo, mientras llamadas y mails por quejas a la dirección de Política y Seguridad Vial bonaerense no son respondidas y sus integrantes encubren los problemas e ilegalidades. Y casi todo está tercerizado en la cámara que reúne a los vendedores de equipos, Cecaitra, cuyo presidente es llamado "el rey de las fotomultas" por los diarios locales que sugieren en sus artículos varios caminos de corrupción. Todo recaudatorio, una partecita para el estado y el resto para "empresarios", aunque esté prohibido por la ley.

Juan M. Prats

DNI 4.369.713

Tilos en flor

Son casi las 16. Garúa. Hasta el botón se rajó de la esquina... Noches atrás, me asomé al patio para ver el clima. Una leve brisa refrescaba el ambiente. Y un perfume intenso llenaba el jardín. Surge de los tilos en flor, que adornan la vereda en la avenida. Una luz intensa hacía brillar las hojas. Más allá, una luna resplandeciente, inmensa, regalaba su magnífica claridad. ¡Cuántas cosas espléndidas nos brinda la naturaleza! Muchas veces no las vemos, por estar demasiado pendientes de la situación actual, de los enfrentamientos y las peleas que nos consumen diariamente.

Me fui a dormir tranquilo. La lluvia llegó al mediodía.

José J. Vicentini

DNI 5.587.102

Peligro en el tren

Miércoles pasado. Tomo el tren Retiro a Mitre de las 17.26, llega a Mitre aproximadamente a las 18.05. Me ubico en la primera puerta, al lado de la cabina del conductor. Al llegar a la estación Cetrángolo intenta subir una señora con dos niñas, una a pie y la otra dentro de un cochecito. Las puertas del tren se cerraban cuando el cochecito había pasado solo las ruedas delanteras, faltaba medio cochecito y la madre. Yo impido con el pie que una de las puertas se cierre, otro pasajero del otro lado, hizo lo mismo. No pasó nada, pero podría haber pasado mucho. Al llegar a la terminal, como es habitual, el guarda se dirige a la cabina del conductor. En este caso era una mujer, que por la responsabilidad que implica su cargo debería tener alguna cualidad que la haga merecedora de ese cargo. Responsabilidad, delicadeza, respeto por el pasajero (que con el pago del boleto y de los impuestos le están dando de comer). Nada de eso. Mostró desprecio ante las quejas (justificadas) de la señora, rechazó todos los cargos (me queda la duda de quién controla que se cierren correctamente las puertas) y le sugirió pida el libro de quejas. No sé si la señora formalizó su queja, pero dudo de que una protesta por la vía formal tenga más efecto que una carta dada a conocer a la opinión pública.

Guillermo Dondi

DNI 7.836.553

En la Red

En octubre, una familia necesitó $24.241 para no ser pobre

Facebook

  • "¿Y como hace un jubilado para arreglarse con la mínima de 8000 pesos?" - Beatriz Peralta de González
  • "Eso debe ser en Buenos Aires, donde todo es barato porque viven subsidiados por todo un país; en Córdoba es todo caro y esa cifra se duplica, menos de 50.000 pesos mensuales es miseria" - G. Torres
  • "Esa cifra se basa en familia propietaria de su vivienda. Si no lo es, hay que sumarle el importe del alquiler" - Diana Thamara Srabstein

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.