De los lectores: cartas & mails

Metas claras; Viaje a Brasil; Polarización; Eva Perón; Producción láctea; Escuelas técnicas; Multas; Un cambio cultural
(0)
29 de diciembre de 2018  

Metas claras

Estamos viviendo con mucha incertidumbre, a nivel personal y como país. Los antídotos contra esa incertidumbre son el conocimiento de nuestras carencias y potencialidades, y la confianza. Necesitamos tener metas claras y concretas, políticas de estado en distintas áreas y un plan para el mediano y largo plazo, consensuado entre todos. Esperamos ansiosamente los cambios y reformas prometidas que nos permitan salir del laberinto en que estamos desde hace más de 70 años.

Fernando J. Figini

DNI 4.813.359

Viaje a Brasil

Señor Presidente, le pido que reconsidere su decisión y viaje a Brasilia el 1° de enero a la ceremonia de asunción del mando de Bolsonaro. Dada la importancia de la relación con Brasil, ¿qué actividad más importante que esa tiene para hacer ese día? La Argentina necesita demostrar que está presente desde el primer momento. Desde el sur, el viaje demandará aproximadamente cuatro horas. Puede asistir a la ceremonia y regresar a la noche. Esa interrupción no afectará sus vacaciones. Como argentino le solicito que efectúe el viaje.

Hernán Torres Carbonell

DNI 11.043.477

Polarización

El tema de la polarización y sus consecuencias merece algunos comentarios.

1) Algunos ven la polarización política como un efecto buscado y logrado por el gobierno. Me parece que se trata de una tendencia natural del mundo de la política que vivimos, más que un producto de la manipulación del Gobierno. Sin duda el Gobierno aprovecha la circunstancia, pero la polarización es resultado de que la gente vota contra Macri o contra Cristina Kirchner; no tanto a favor de uno u otro. 2) No hay que olvidar que la política divide; no posee vocación universalista. Y aun suponiendo que el Gobierno no se aprovechara de esta circunstancia, sus adversarios no necesariamente desaparecen del mapa político. 3) Estamos asistiendo, entonces, a una "polarización anticipada", un efecto que se evidencia más en las encuestas y estudios cualitativos. La gente toma partido antes de que el encuestador entre en tema. 4) Por ello es bueno no olvidar que es la gente la que polariza, y lo hace en este momento especialmente porque los "terceros" no inspiran confianza. 5) El problema del riesgo país es, por lo tanto, producto de diferentes causas, muchas de ellas políticas. Mauricio Macri tiene dificultades con el ejercicio de su liderazgo. Lo ejerce, pero no es capaz de decir "dónde vamos". O por lo menos la gente no lo percibe. 6) Los inversores, entonces, no solo dudan de que Macri pueda ganar las elecciones de octubre del 2019, sino que dudan, también, de que las reformas pendientes se puedan llevar adelante. 7) Suponiendo que el gobierno manipule la realidad política, y pudiese alentar el surgimiento de una figura del PJ moderado, esto no necesariamente aseguraría gobernabilidad en el futuro y podría deparar sorpresas. 8) A Cristina Kirchner se le podrán endilgar muchas cosas, pero no cabe duda de que se trata de una dirigente segura de su posicionamiento y proyección política. No es una pieza pasiva del tablero nacional. Está muy interesada en sostener la polarización, dado que a ella también le conviene.

Roberto Starke

Consultor Político y Profesor Universitario (UBA, UCEMA)

DNI 8.442.847

Eva Perón

En el país de la grieta, ser gorila dejó de implicar oponerse al peronismo como régimen político para ser tildado de insensible y antipopular. Pues bien, voy a ser políticamente incorrecto. Luego de leer que el diputado Mariano Pinedo pretende, mediante un proyecto de ley, plasmar en cada papel oficial el nombre de Eva Perón a propósito del centenario de su natalicio, me pregunto si es necesario vindicar su "mítica" figura sin recordar su ensombrecida actuación política, que la muestra totalitaria, tiránica y déspota al frente del poder. Poder que ejerció como consorte en un país republicano, no por haber ocupado jamás cargo público alguno, electivo o delegado, y usó el tráfico de influencias para incinerar política, social y económicamente a quienes no comulgaban con el asfixiante gobierno peronista de los primeros tiempos.

Asumirnos democráticos y republicanos implicará algún día abortar todo intento populista por vindicar este tipo de trayectorias.

Señor diputado, estamos a tiempo.

Pablo Dons

DNI 30.012.439

Producción láctea

En su nota del 26 de diciembre, el periodista Fernando Bertello informa con mucha precisión sobre los motivos por la cual el titular de la SRA Daniel Pelegrina plantea al presidente Macri medidas que mejoren la situación del sector lácteo, como quita de retenciones y reintegros para las exportaciones. El estancamiento en el aumento de interanual de la producción nacional de los últimos diez años, de entre 10.000 y 12.000 millones de litros, es entre otros el argumento en que se funda el reclamo. Mis casi treinta años en la actividad me han llevado a concluir en que la cosa no es tan así, ya que esa falta de crecimiento es la que ha permitido que casi la totalidad de la leche industrializada se comercialice en el mercado interno, nicho de venta donde históricamente las industrias obtienen sus mejores precios. Por el contrario, los saldos exportables siempre o casi siempre se terminan vendiendo a valores que no garantizan un margen de ganancia superior a la modalidad de venta interna. Nuestro país, por sus cantidad de habitantes y hábitos de consumo, no puede absorber más leche de la que estamos produciendo. El mercado internacional de leche en polvo no lo tenemos los argentinos, ni lo tendremos nunca, por diversas razones que sería muy largo enumerar. En el actual esquema de comercio internacional fuertemente globalizado, a nuestro país no le ha tocado exportar tanta leche como sí toneladas de soja, donde junto a los Estados Unidos y a Brasil es uno de los tres actores más importantes del mundo.

Visto de este modo resulta razonable un planteo de alta producción de leche por hectárea complementada con alguna otra alternativa productiva diferente, que entre tantas otra podría ser el cultivo de la oleaginosa. Solo se trata de no producir más de lo que el mercado puede comprar, ya que la sobreoferta implica inexorablemente caída en el precio al productor primario, que siempre termina siendo quien paga los platos rotos en los momentos de crisis.

Juan Pablo Bottiglieri

bottiglierijuanpablo@hotmail.com

Escuelas técnicas

Mucho se escucha decir respecto a la decadencia en la educación y en la necesidad de revertir y recomponer la situación. También sobran palabras para indicar la necesidad de industrializar el país. Y no se ve claramente que haya esfuerzos, planes o resultados en tal sentido. No es pretender nada extraordinario que se vuelva a un sistema nacional de educación técnica que fue destruido sistemáticamente, para implantar un método que ya había fracasado en otros lugares del mundo, provincializando además la dependencia funcional. Las pruebas son evidentes. No hay suficientes técnicos capacitados en las distintas disciplinas. Seguramente existen honrosas excepciones, pero la tendencia generalizada es esa.

¿Sería muy difícil que como política de estado se restaure efectivamente el viejo Conet y resurjan las recordadas Enet en todo el país, con un plan nacional integral ajustado a las necesidades nacionales y locales de crecimiento industrial? Estas instituciones nutrieron al país de técnicos en todas las áreas que la industria requería. Estoy agradecido a la Argentina, que me permitió cursar la primaria (Escuela número 7 de Boulogne), la secundaria (Enet número 1 de San Isidro) y la carrera de grado en Ingeniería (UBA, Fiuba). Pude acceder a desempeños profesionales que me enorgullecen gracias a la educación pública y gratuita.

Mucho ayudaría entonces a la pretendida industrialización del país que esas mismas oportunidades pudieran ser aprovechadas por nuestros jóvenes, en todo el país.

Gustavo Salas

DNI 8.237.501

Multas

Es tremenda la voracidad de algunos municipios. Muchos argentinos que recorremos el país lo sufrimos en algún momento y lo seguimos padeciendo, a pesar de lo mucho que se ha dicho sobre el tema. En este caso me refiero específicamente a San Miguel del Monte, lugar que se promociona permanentemente, cercano a la Capital Federal, pero que no pierde oportunidad de esquilmar a los desdichados turistas que intentan visitarla. Me enviaron una multa por circular a 70 km/h en una zona que dicen se debe circular a 60 km/h. Bien, existe ciertamente un exceso de velocidad, pero ínfimo. Pero la multa que se aplica es de 3332 pesos (50% de la "multa" real). Caso contrario hay que concurrir a La Plata para hacer los descargos que hubiera lugar.

Corolario: jamás volveré a circular por la ruta 3 ni a visitar San Miguel del Monte, porque me molesta sobremanera la voracidad desmedida de ese municipio, que con estas multas "cazabobos" solo busca recaudar. Y con eso logra espantar a quienes quieran conocerlo.

Héctor Pezzano

DNI 4.431.746

Un cambio cultural

El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires realiza ante cada reclamo ciudadano (una denuncia ,un pedido de reparación, una solicitud de intervención) un control de gestión vía telefónica o vía correo electrónico para interiorizarse sobre el grado de satisfacción del ciudadano por la respuesta y accionar del gobierno ante la demanda. Una prueba contundente para confirmar que esta gestión de gobierno tiene como eje la atención al ciudadano. Esto es un verdadero cambio cultural que merece ser tenido en cuenta a la hora de volver a votar en 2019.

Carlos Alberto Castriota

DNI 10.627.447

En la Red

Las playas públicas que inauguró Vidal en Mar del Plata

Facebook

"Me parece perfecto, ¿no hay memoria? Scioli estuvo 8 años en la provincia, embanderó Mar del Plata de naranja y dejó rutas sin hacer" - Marisa Cantatore

"Tenés que sacar turno temprano... si no, no encontrás nada" - María Margarita Vitola

"Interesante...¿y con qué plata se costea todo eso? Muy bueno hacer beneficencia con nuestro dinero" - Juan Azcueta

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.