Editorial III. De Vicenzo y su ejemplar trayectoria