Deseos

Sergio Suppo
Sergio Suppo LA NACION
(0)
31 de mayo de 2018  

El plan original contemplaba el primer partido, con posibilidad de quedarse también a ver el segundo. Qué bueno sería regresar con la selección casi clasificada luego de presenciar dos triunfos ante Islandia y Croacia. Si el azar y Messi lo permitían, estaba en la agenda el viaje más esperado, el día previo a la gran final del 15 de julio: regresar a Moscú y sentarse en el palco oficial, junto a Vladimir Putin y cerca de Gianni Infantino, el presidente de la FIFA, y del jefe del Estado del país rival del equipo de Jorge Sampaoli. ¿Ante quién debería usar formas cordiales para disimular su fanatismo futbolero? ¿El rey Felipe, Angela Merkel, Emmanuel Macron o, por qué, no, el vecino Michel Temer?

Se sabe. A fines de abril todo cambió y la corrida cambiaria se convirtió en crisis económica y en inestabilidad política. Mauricio Macri no solo canceló sus viajes a Rusia, sino que se vio obligado a advertir que nadie de su gobierno podría hacer una escapada al Mundial.

Sin resignarse del todo a quedar afuera de la convocatoria del Mundial, Macri fue anoche al Complejo Julio Grondona de la AFA, en Ezeiza, a despedir a la selección. Como es de rigor, les deseó suerte. No pudo saberse si los jugadores le desearon que él pueda recuperar la suya.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.