Diálogo semanal con los lectores

Por Octavio Hornos Paz De la Redacción de LA NACION
(0)
27 de agosto de 2001  

Los nombres propios son de dos grandes clases bien diferentes. La primera, la de los antropónimos, está integrada por los nombres de pila (Ramón, María, Eduardo); los apellidos (García; comúnmente patronímicos como Fernández, hijo de Fernando), los hipocorísticos (que son de origen afectivo, por lo común, como Pepita, por Josefa; Maite, por María Teresa; Pancho, por Francisco); los apodos (el gordo Sánchez, el petiso Gómez, el Pecoso), y los seudónimos (Rubén Darío, Azorín).

También pertenecen a este tipo los zoónimos, nombres de animales (Botafofo, Rintintín, King Kong).

La segunda de las grandes clases es la de los topónimos (Guadalquivir, Uruguay, Bahía Blanca, Tigre).

Máscaras ocultas

El señor Federico H. Oberbeil, de esta ciudad, señala:

"En la tapa de la Revista del domingo 22 de julio hay un texto referente a la actriz Mercedes Morán, que así como está escrito, no tiene sentido. Lo transcribo textualmente: "La vida después de Roxy / Tali, en La ciénaga; Chechu, en Culpables; las más / caras de los personajes cambian y la actriz se fortalece".

"Cualquiera podría haber notado que debería decir: "... las máscaras de los personajes..."

"Le dejo la inquietud. Además le comento que en la "Última página" de hoy, 24 de julio, hay un artículo referido a Heloísa Pinheiro, la famosa Garota de Ipanema, que dice que procesará a las familias de Jobim y Moraes. Que yo sepa, procesar es tarea de los jueces, y no es sinónimo de demandar."

Ingresos negativos

El lector Oscar A. Rutilo formula la siguiente consideración aritmética.

"Al informar sobre el irracional costo de cada legislador provincial se sostuvo que la población más pobre tiene ingresos 1550 veces menores.

"En el desarrollo de la noticia se consigna que cada legislador recibirá ese año 1550 veces más ingresos que los ciudadanos más pobres. En el supuesto caso de que un legislador gane 10.000 pesos, ¿cuál sería el ingreso de una persona que perciba 1500 veces menos."

Entre Horacio y Kant

Nuestro amigo Enrique C. Picotto nos envió la erudita nota que transcribimos.

"Indica en su nota el doctor Battro: "Kant lo decía en latín: sapere aude " (atrévete a saber).

"Quien lo dijo en latín fue Horacio, Epístolas, 1, 2, 40, Kant a lo sumo lo repitió. Otras figuras iniciadoras de la ilustración emplearon la frase de Horacio con este mismo sentido bastante antes de Kant, como Giordano Bruno, o anteriormente Philipp Melanchthon en la Universidad de Wittenberg en 1518 en su lección inaugural, De corrigendis adulescentiae studiis .

"Sin lugar a duda, Kant también usó la frase de Quintus Horatius Flaccus en latín, pero a Kant se lo relaciona menos con el original que con su traducción: " Habe Mut, dich deines eigenen Verstandes zu bedienen" (1784). En 1794, la sentencia de Horacio fue traducida además por Schiller: " Erkühne dich, weise zu sein "."

Un Humbolt enmascarado

Don Fernando L. Romero formula las correcciones que siguen.

"En un artículo en la página 2 del suplemento Belgrano del 3 de agosto se menciona la calle Jumbol. ¿Será la calle interna de algún supermercado de la zona? Parece que ni periodista ni corrector recordaron al naturalista que dio su nombre a una corriente (Humbolt).

"Finalmente, en la página 5, un título destacado nos habla acerca del "tezón" de los padres y alumnos de la escuela Luis Agote."

Alumnos inexistentes

El ingeniero Osvaldo H. Bussetti, de Bahía Blanca, apunta:

"En la Revista del pasado 5 de agosto, en el artículo sobre la UBA (pág. 45, 3a. columna, último párrafo) se dice: "A partir de 1976 la matrícula bajó un 105% con relación a 1974..." Esto implicaría que si en 1974 había (por ejemplo) 100.000 alumnos, en 1976 habría un número negativo (-5000 alumnos). Evidentemente, un absurdo.

"El mismo error se repite no menos de una vez por semana, en particular en la sección Economía y también en algunas infografías.

Dos errores salvados

El lector Eugenio Luis Bezzola, de Ituzaingó, nos señala:

"Leo en LA NACION: "Una nueva generación de zeppelines fue presentada con éxito ayer en Alemania con el bautismo del dirigible Bodensee, nombre tomado de una localidad a orillas del lago Constanza...".

"Bodensee es la denominación con la que los alemanes conocen el lago Constanza. En la orilla del mismo nombre se encuentra Friederichshafen, la ciudad cuna de estas aeronaves desarrolladas por el conde Zeppelin".

Una consulta

Nos dice el señor Gustavo César Tibaldo, de Llambi Campbell, Santa Fe, lo que transcribimos.

"En mi trabajo diario estoy muy vinculado con todo el ambiente informático. Como bien usted sabrá, estas nuevas tecnologías se manejan con un vocabulario muy específico y un alto porcentaje de los vocablos utilizados son de procedencia inglesa. Se utiliza entonces la palabra backup para referirnos a tomar una copia o respaldo de seguridad, el término clic para referirnos a la pulsación que se debe hacer sobre una de las teclas del mouse o ratón, asimismo también se utiliza la palabra reset para referirnos a la acción de pulsar ese botón en el CPU y volver a iniciar el sistema. La pregunta concreta es, ¿es correcto o no utilizar los términos bacapear , cliquear , resetear , escanear , faxear , etcétera y todos los términos de similar procedencia?"

Creo que en el ambiente de la informática ese vocabulario horrible va a ser necesario. Sería conveniente castellanizar esos términos de acuerdo con las normas del español.

Octavio Hornos Paz recibe las opiniones, quejas, sugerencias y correcciones de los lectores en el 4319-1627, de lunes a viernes de 14 a 16.30; por fax, en el 4319-1969, y por correo electrónico, en la dirección ohornospaz@lanacion. com.ar

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?