Diálogo semanal con los lectores

Por Octavio Hornos Paz De la Redacción de LA NACION
(0)
28 de enero de 2002  

DURANTE el siglo XIII, en especial en el período alfonsí, la prosa española comenzó a consolidarse. Hasta entonces había predominado la poesía que se cultivaba en el hermoso dialecto galaico portugués. Incluso Alfonso el Sabio, décimo de su nombre, preservó esa forma de expresión en las Cantigas .

Antes de la revolución alfonsí, las obras en prosa vulgar carecían de pretensión literaria, eran piezas jurídicas o notariales, secas y formales.

La corte de Alfonso introdujo obras de imaginación, como el Calila e Dimna , que el rey sabio había mandado traducir cuando aún era el infante heredero; históricas, como la Primera Crónica General y la General Historia ; científicas, tal el Saber de Astronomía y el Lapidario mineralógico ; piezas referentes a juegos, como el Libro de ajedrez , etcétera. Sin olvidar, claro está, el código magistral de las Siete Partidas .

La variedad temática y de estilos hizo que la prosa se enriqueciera con la amplitud de la frase y la multiplicidad de relaciones lógicas y sintácticas. En eso consistió la madurez de la prosa española, debida a Alfonso el Sabio y su corte de eruditos, poetas, moralistas y traductores.

Dichos

Don Jorge Eusebio Gamboa enriquece nuestra colección de expresiones populares.

"Los dichos populares recogidos por la señora Santángelo me animan a añadir otros, ya fuera de uso, pero no menos interesantes, muchos de ellos indicados en las publicaciones que el historiador y maestro Don Diego del Pino ilustró:

"No tengo ni para parar la olla (no tener dinero). Era común guardar las ollas boca abajo. Al no tener para comprar comida que cocinar, ¿para qué pararlas?

"Sin decir ¡agua va! (hacer algo sin previo aviso). En el Buenos Aires de antaño, sin servicio cloacal ni agua corriente, era costumbre en algunos barrios arrojar las aguas servidas a la vía pública, avisando previamente a los visitantes: ¡agua va!

"Se quedó en la palmera . En la construcción de las casas tipo "chorizo", se dejaba un espacio libre -un jardín delantero con una palmera- para edificar la sala cuando vinieran tiempos mejores. Cuando esa mejoría no llegaba, y la sala quedaba en proyecto, se decía: "Se quedó en la palmera".

"Se le fue al humo (se le fue encima, lo atacó). En la Campaña del Desierto, antes de la utilización del rifle Remington, la carga del arma entre disparo y disparo insumía el tiempo necesario para que el indio, al divisar el humo que salía del arma al producirse el tiro, tuviera posibilidad de atacar sin peligro al soldado que había disparado."

Detentar

El lector Manuel Arenas formula las atinadas consideraciones siguientes.

"En LA NACION del 22 de diciembre, pág. 8, columna 6, bajo el título "Caso armas: pidieron la detención de Cavallo", en el tercer párrafo se lee lo siguiente: "En su pedido, que el magistrado podría conceder o rechazar, la propia fiscal admitió que hasta ahora no había solicitado la medida por el cargo que detentaba el ex superministro...". Se hace referencia, por supuesto, al cargo de ministro de Economía de la Nación.

"Al respecto, recordemos que el Diccionario de la RAE dice que detentar significa: "For. Retener uno sin derecho lo que manifiestamente no le pertenece".

"Por otra parte, el Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española , de Manuel Seco, dice: "Es error grave usar este verbo (detentar) por tener en su poder o en sus manos; disponer de; ocupar o desempeñarse ".

"Por lo expuesto, se deduce que es incorrecto manifestar que Domingo Cavallo detentaba el cargo de ministro de Economía, habida cuenta que fue oficial y legalmente designado para desempeñar esa función pública."

San Martín

El doctor Eduardo E. Kabat nos envía la siguiente rectificación histórica:

"En la carta del lector Kerschen del día 4 de diciembre se repite el error de considerar a San Martín de Tours como santo magyar; también en Culto Católico del día 11 de noviembre se dice que nació en Panonia: es correcto, pero no lo que sigue: Hungría. Los magyares llegaron a la cuenca danubiana recién hace 1000 años y lo han festejado en todo el mundo. En esa época la actual Hungría estaba habitada por celtas y empezaban a llegar los protoeslovacos."

En pocas líneas

  • Versos alejandrinos se llaman los de catorce sílabas, que están divididos en dos hemistiquios de siete cada uno.
  • Copla de pie quebrado es una estrofa en que alternan versos cuadrisílabos o pentasílabos con otros más largos. Ejemplo clásico de esta forma es la elegía que Jorge Manrique dedicó, en el siglo XV, a la muerte de su padre. Una muestra:
  • Este mundo es el camino

    para el otro, que es morada

    sin pesar,

    mas cumple tener buen tino

    para andar esta jornada

    sin errar.

  • Odas heroicas o pindáricas son las que celebran las glorias humanas.
  • Octavio Hornos Paz recibe las opiniones, quejas, sugerencias y correcciones de los lectores en el 4319-1627, de lunes a viernes de 14 a 16.30; por fax, en el 4319-1969, y por correo electrónico, en la dirección ohornospaz@lanacion.com.ar .

    ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.