Días de vértigo entre penalistas y el Papa

Claudio Jacquelin
Claudio Jacquelin LA NACION
(0)
24 de febrero de 2018  

El vértigo domina la política argentina. De la guerra callejera por la reforma jubilatoria a los millones en efectivo de un sindicalista; de la empleada doméstica en negro de un ministro al gatillo fácil; de los aumentos de tarifas a las cuentas offshore de un subsecretario presidencial; de la protesta político-sindical al debate por la legalización del aborto...

Paren el mundo (o el país) que me quiero bajar, diría Mafalda. Pero como no es posible frenar la calesita, al menos detengamos la mirada y fijemos la vista en algunos detalles. Pueden obtenerse perlitas (o sortijas) más que interesantes. Van dos:

1) En el palco del 21-F, en lugar de un médico, por cualquier contingencia sanitaria, ocupó las primeras filas el abogado penalista del principal orador. ¿Alguna duda sobre qué urgencias preocupan a Moyano?

2) En su discurso, el representante de las organizaciones sociales llamó a unirse a la marcha por el Día de la Mujer y luego incitó a vivar al Papa. Una de las demandas convocantes del 8-M es Aborto Legal Ya. ¿Qué dirá el Santo Padre, que vive en Roma?

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.