Discusión caliente y risa fría en la mesa oficialista

Claudio Jacquelin
(0)
28 de abril de 2018  

Las discusiones intensas suelen dejar expuestas las características de una personalidad, la inteligencia emocional y de la otra, las fobias, las filias, la ideología, el sentido del humor, los miedos, las fortalezas, las debilidades, la honestidad, la mala fe, los intereses y la cultura imperante. Por eso, muchos le rehúyen, otros son fanáticos del combate dialéctico y no pocos sueñan con que se los escuche y jamás les repliquen.

El mundo político es un escenario inagotable de muestras gratis, como se vio en las intensas disputas que disparó hacia el interior de la coalición oficialista la suba de tarifas.

La "racionalidad técnica" del macrismo duro se enfrentó a la "sensiblería política" de los socios de Cambiemos. Estereotipos que cada bando supo explotar. Solo por eso pudo terminar en sonoras risas (frías) y contenidas broncas (calurosas) la inesperada intervención de uno de los "políticos" tras la exposición de los "técnicos" sobre el precio del gas. Con su mejor cara de póker había lanzado: "Estamos de acuerdo. Ahora hablemos de los detalles del plan Frazadas para todos y todas".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.