Edificios ociosos

(0)
29 de septiembre de 2005  • 11:34

Motiva la presente carta el hecho que a pesar de la importante actividad inmobiliaria y comercial existente en Buenos Aires y de la que los suplementos y notas de LA NACION nos ilustran todas las semanas, hay dos edificios emblemáticos como la confitería "Del Molino" en el barrio de Congreso y la tienda "Harrod´ s" en Florida y Córdoba que se encuentran ociosos por exclusiva decisión de sus propietarios.

La idea es que los mismos sean declarados mediante una ley de la Legislatura local con algún status especial, por ejemplo: "de instares histórico" y legislarse que para dichos inmuebles que se encuentren ociosos los propietarios deberán pagar el quíntupla de los impuestos ABL más una contribución anual fija destinada a la preservación del patrimonio histórico de la ciudad.

En igual sentido el Banco de la Ciudad podría disponer de una línea de crédito especial para los dueños y/o eventuales usufructuarios que decidan recuperar los inmuebles.-De esta forma se obligaría a los Sres. dueños a movilizar y/o ceder a personas interesadas la explotación y puesta en condiciones -reciclamiento- de los citados inmuebles comerciales.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.