El espíritu puesto a prueba