RUSIA / Llega la desintegración. El fracaso del Kremlin trae miseria y dispersión