El mundo cambió antes que su muerte