El rol de la mujer hacia una reingeniería social

Edgardo Néstor De Vincenzi
(0)
1 de noviembre de 2018  • 02:38

Observando el rol de la mujer se aprecia en este recorrido histórico que se centra en "epopeyas", "hitos", y "acontecimientos", en relación con aquéllas mujeres que marcaron y cambiaron la historia. Muchos avances se produjeron respecto al rol de la mujer en nuestra sociedad, a partir de una reingeniería social, que fue evolucionando gracias al esfuerzo y trabajo de las mujeres que, de una forma, han marcado la historia.

La mujer actual tiene muchos roles, todos igual de importantes y significativos. Es fundamental el papel que desempeña ya que se desenvuelven y se desarrollan a través de metas y objetivos que quieren alcanzar con independencia y superación. Muchas se debaten entre el rol de hijas, madres, esposas y profesionales.

A través del tiempo, la historia, distintas culturas y etnias del mundo, la mujer ha sido simbolizada por la fecundidad, la consecución y la permanencia del género humano sobre la tierra. Sin la existencia de la mujer, no se hubiera podido consolidar el crecimiento y desarrollo de la humanidad.

La mujer es más importante que el hombre, es un miembro fundante de la familia. En su naturaleza, está la necesidad de ser madre, y durante el embarazo realiza una conexión fundamental con ese bebé que se está formando a través de todos los sentidos. Para la mujer, es importante que el hombre la acompañe, desde lo emocional, durante la maternidad.

Resulta significativo, como transita la mujer el embarazo, ya que las hormonas producidas por la madre y los neurotransmisores viajan a través del torrente sanguíneo y llegan hasta el cerebro del bebé, dejando una huella sobre el comportamiento y la personalidad en desarrollo.

Es a partir de la concepción, el embarazo y el puerperio, que se desarrolla la calidad de la personalidad. Estas etapas son significativas para el desarrollo de todo ser humano. En diversas culturas, la mujer a través del tiempo, ha sido perseguida y ha sufrido el flagelo de la esclavitud y del maltrato, por parte de su compañero de vida.

En la cultura occidental, la mujer cuenta generalmente con la contención de una familia, la pareja, los hijos, los amigos, organismos públicos, por lo tanto, tiene más oportunidades de crecimiento personal. No sucede así con las mujeres de culturas orientales, musulmanas, o países africanos, en los que su papel es reprimido, sin esperanza de que pueda cambiar esa ideología.

En este marco, resulta necesario mencionar que uno de los objetivos fundamentales de la "educación personalizadora", que es avalada por la Unesco y aplicada por Vaneduc en Argentina, apunta a caracterizar y desarrollar personalidades fundadas en valores, vínculos y competencias socioemocionales tales, que permitan a todos los hombres y mujeres a reflexionar, analizar y actuar de manera autónoma, creativa y resiliente, para el desarrollo de "la pasión inteligente", lo que cualifica la personalidad, nuestra autoestima, superando los estereotipos y barreras de género. La Federación de Asociaciones Educativas de América Latina y el Caribe, reunió bajo el lema "Educación inclusiva, equitativa y de calidad" a casi 500 líderes continentales en materia educativa y no pude dejar pasar la ocasión para plantear esta cuestión, la cual tuvo una amplia aceptación. Cabe destacar que ONU Mujeres cuenta con programas sobre liderazgo y participación, que se basan en un amplio historial de compromisos, sobre la representación de las mujeres en instrumentos internacionales. Así como también defiende el derecho de las mujeres a participar en la vida pública.

En este aspecto, sería importante reconocer, la importancia del rol materno y, principalmente, el rol de la mujer en la sociedad, utilizando en primer lugar el apellido de la madre.

Para culminar, podemos decir que hace algunos años nuestra sociedad esperaba que una mujer fuera madre, ama de casa, esposa; ahora, también puede ser licenciada, ingeniera, doctora.

Presidente de la Confederación Mundial de Educación (COMED)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.