En Francia se preocupan por el turismo

(0)
29 de febrero de 2004  

Mientras en la Argentina, el turismo crece gracias a las bondades del cambio de moneda, en el viejo continente el sector no deja de sumar preocupaciones. En Francia, en particular, donde la visita de extranjeros suele dejar vitales dividendos en manos públicas y privadas, la merma en su cantidad causa verdadero escozor, aunque los números no dejen de producir todavía envidia en parajes menos frecuentados.

Según el balance anual de la secretaria de Turismo francesa, el país sufrió una baja del 2,6 por ciento de visitantes. De 77 millones en 2002, pasó a recibir 75 millones de personas en 2003.

¿Las causas? Según el estudio, la principal razón fue la depreciación del dólar frente al euro, aunque el fenómeno se relaciona también con un flojo año para el turismo mundial, "afectado gravemente por numerosos inconvenientes sanitarios, geopolíticos o económicos" (la epidemia de SARS, la guerra en Irak, etc).

En Francia, ese panorama se vio agravado además por las consecuencias de la polución causada por el barco petrolero Prestige, el verano de calor agobiante, diversos incendios forestales y la suspensión de populosos festivales --como el de Avignon, dedicado al teatro-- por conflictos gremiales.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.