Encuentros cercanos

Diana Fernández Irusta
(0)
29 de enero de 2018  

Fuente: LA NACION

A su modo quizás se entiendan, pese al abismo que los separa: esas palabras en las que el niño de la foto desde hace rato bucea y que el cisne, como todos sus congéneres, nunca podrá alcanzar. Están los gestos. El rostro entre fascinado y expectante del chico. Su alegría. El modo de ponerse en suspenso. Frente a él, la opacidad inevitable del cisne que lo mira, que hasta pareciera querer avanzar en su dirección, pero allí se queda. Del otro lado de la muralla. El ave, naturaleza; el niño (y todo el arco de su sonrisa), definitiva humanidad. "Los animales entraron por primera vez en la imaginación como mensajeros y promesas", escribió el británico John Berger, aludiendo al papel mágico y ritual que cumplieron mucho antes de convertirse en obstáculos, cosas o mero recurso económico. Algo de ese antiguo hálito quizás intuya el chico irlandés que, triciclo en mano, se derrite ante la cercanía de ese otro no tan lejano.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.