La realidad del conurbano bonaerense. Entre el puntero y la nada