Erase una vez, hace 40 años...