Estados Unidos: los progresistas y los medios