Editorial II. ETA contra el periodismo