Fantasía en un mundo híbrido