Una postal anónima

Edición fotográfica de Dante Cosenza
Edición fotográfica de Dante Cosenza Fuente: Reuters - Crédito: Alexey Malgavko
(0)
15 de enero de 2021  • 00:00

La belleza es un instante capturado al azar, una pareja disuelta en la bruma, una bandada de palomas que -al azar siempre lo ayuda una cámara alerta- se organiza en un conjunto liviano, bailarín, podría decirse perfecto. No sabemos qué hora es en la ciudad de Omsk, Rusia, en este momento. El gris del cielo tiene algo de tiempo en suspenso; un resplandor metálico que se vuelve oro en la cúpula al fondo, celeste bruñido en las alas desplegadas de una de las aves abajo, casi al centro, radiante y por poco fuera del marco. El invierno boreal es blanco y frío, la nieve se hace manto, presencia blanda, escarcha. Unas cañerías de agua caliente, visibles solo en sus efectos, propician el encuentro de las aves, lanzan el tenue corredor que disipa la nieve y quizás facilite los pasos del hombre y la mujer. Abrigados y difusos como dos sombras, son eje y motor de una postal anónima.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.