Frívolas tentaciones de recrear la historia