Puerto Libre. Gargantas cantoras en el Honorable Senado