Editorial I. Gases tóxicos en la ciudad