Gasoleros, otra vez : la clase media recorta y resiste