Editorial II. Huelga de futbolistas