Irán se afirma como potencia regional