James Nachtwey, decano de los fotógrafos de guerra, ganó el premio Princesa de Asturias de Comunicación