Elecciones en los Estados Unidos. La Casa Blanca parece en orden