La denuncia contra Darthés obliga a la política a definirse

Columna de Joaquín Morales Solá

12:45
Video
(0)
12 de diciembre de 2018  • 20:46

A continuación, los principales conceptos:

  • El Presidente tomó hoy dos decisiones sobre la denuncia contra Juan Darthés: levantó un spot que había hecho contra la violencia de género donde participaba Darthés, y el Presidente prometió hacer todo lo posible para erradicar cualquier violación contra las mujeres.
  • Este es un movimiento que empezó en Estados Unidos y llegó con mucha fuerza al país. Creo que las cosas no van a ser como antes, van a cambiar. Porque este era un aspecto de la mujer que estaba rezagado. La violencia y el acoso sexual habían quedado como temas escondidos, de los que no se habla.
  • El silencio provoca que la violencia contra la mujer tiene números muchos más altos que los que se conocen, porque hay muchas mujeres que no denuncian por temor, por insuficiencia económica. Estos casos se reproducen en todo el mundo.
  • Acá llegó el movimiento #MeToo, que surgió en Estados Unidos con una frase que creo que es mejor, más clara, que es #NoEsNo. Me parece bien que el Gobierno haya tomado esto desde la política, comprometiéndose a hacer cosas concretas. Antes de esto era un tema solo social o policial.
  • La política tiene que actuar sobre esto; elevando la pena de los violadores, de los abusadores, dejándole, además, a la mujer la posibilidad que su palabra valga como prueba. A veces la violencia tiene pruebas porque deja golpes en el cuerpo. Pero el abuso sexual suele ser difícil de probar, se suele hacer en lugares íntimos donde no hay testigos.
  • Esta es una discusión que estuvo hace poco con los casos de pedofilia en la Iglesia. El papa Francisco dijo que no eran necesarias pruebas porque no las había y no las puede haber, en casos de abuso contra menores. Con la mujer pasa lo mismo.
  • Si aplicamos el derecho tal como está, con la necesidad de la prueba, vamos a tener impunidad, porque en estos casos la prueba es imposible. Con las leyes actuales depende mucho de la interpretación del juez. En el caso de que la política actúe, tendrán que modificarse las leyes para que la palabra de la mujer sea suficiente, siempre que haya un contexto de verosimilitud del hecho entre la víctima y el victimario, como en este caso que trabajaron juntos.
  • Acá el movimiento de las mujeres estaba en el tema del aborto. Entonces el abuso sexual no tenía la fuerza que tiene ahora. Pasado el tema del aborto, y con esta denuncia concreta y alabada por más de veinte actrices, tendrá fuerza.
  • Aparecieron los Macri en la causa de los cuadernos: creo que el caso del hermano y el padre de Macri no va a terminar en nada. La ventana que está investigando el juez es 2004-2007, en el 2004 la familia Macri ya tenía solo el 7% de Autopistas del Sol y del acceso Oeste. No tenían ni siquiera un representante en el directorio, con lo cual creo que esto va a terminar rápidamente.
  • Esto nos marca dos antecedentes que antes no existían: hay un juez que llama al hermano y al padre del Presidente. Cuando Boudou era vicepresidente y lo acusaron del caso por el que está en prisión, en una conferencia de prensa volteó al Procurador General de la Nación, y al fiscal y al juez que estaban a cargo del caso, Rívolo y Rafecas respectivamente.
  • En este país donde las cosas se movían así, aparece un Gobierno sorprendido porque lee, en el mismo momento que estábamos leyendo todos la noticia, que un juez citó al hermano y al padre del presidente. Esta es una novedad importante.
  • El otro aspecto de esto es que el kirchnerismo se quedó sin discurso. Hasta ahora, la defensa mediática del kirchnerismo decía que a Cristina Kirchner y a sus funcionarios los persigue la Justicia por orden de Macri. Si Macri ordena perseguir a Cristina, ¿por qué no ordena que no lo convoquen al padre y al hermano?
  • Esto le hace bien al país, por más que seguro estará muy disgustada la familia Macri. Esto tiene una repercusión en el exterior; donde no se sabe mucho más allá del titular. Deben estar molestos, pero como precedente institucional y como síntoma de un cambio institucional importante, hay que destacar este hecho.
  • Debatir si tiene que continuar o no esta investigación de corrupción por su impacto en la economía es un debate inútil. La Justicia va a seguir investigando más allá de lo que debatamos fuera del ámbito de la Justicia. Hay papeles, hay plazos, hay pruebas, hay confesiones. Si convenimos todos que no es conveniente seguir investigando, ¿qué va a hacer la Justicia con todo eso? ¿Lo va a esconder?

MÁS LEÍDAS DE LN+

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.