La empleabilidad de los jóvenes

(0)
17 de diciembre de 2001  

El sector juvenil es una de las piedras clave del crecimiento social de los países. Las Naciones Unidas alientan tanto el formal reconocimiento de esa afirmación como el fortalecimiento de las acciones que concurran al desarrollo de los jóvenes, en conexión con la salud, la educación, el trabajo y el nivel de vida. En ese cuadro se inscribe la Organización Argentina de Jóvenes para las Naciones Unidas (OAJNU), de cuyas actividades se ha informado a través de un boletín de la entidad supranacional.

La OAJNU fue creada en 1995 con el propósito de promover comportamientos participativos de los jóvenes para encontrar soluciones a la problemática que se plantea en las edades comprendidas entre los 15 y los 29 años de edad. Las cuestiones principales que se abordan están vinculadas con las áreas educativa y laboral, en las cuales se advierten deserción y frustración, respectivamente. A partir de esta realidad resulta la consiguiente necesidad de proponer alternativas de acción que hagan viables a los jóvenes el desarrollo personal y social al que lógicamente aspiran.

El total de los habitantes ubicados entre las citadas edades alcanza a 9.500.000 en nuestro país. Una gran dificultad que estanca a muchos deriva del abandono de los estudios, pues aproximadamente casi la mitad de los alumnos secundarios no finaliza regularmente la escuela media. La otra valla que los va excluyendo es la escasez de puestos de trabajo que se ofrecen.

Bien se conoce en la actualidad que tanto la estructura del trabajo como las condiciones en que se ofrece se han deteriorado. Así, los aspectos negativos se han agudizado por la prolongada recesión que se padece. No sólo se han reducido las oportunidades de empleo; además, han disminuido los salarios y los beneficios sociales que se asociaban al sueldo, en tanto que han aumentado -en cambio- la inestabilidad y la rotación de tareas.

Los jóvenes que se hallan en esta situación descubren que sin mayor capacitación sus posibilidades laborales se cancelan. Hay una realidad que necesitan asumir: es indispensable progresar en conocimientos y habilidades ante un mercado laboral restringido y exigente. Se impone, pues, una verdad a los adolescentes y jóvenes: si bien el estudio no garantiza ocupación, sin la capacitación que brinda las probabilidades de conseguir trabajo disminuyen todavía más.

La OAJNU trata de promover que se superen las limitaciones de preparación en que se encuentran tantos jóvenes y los ayuda a tener una visión de algunos aspectos significativos de la actividad económica contemporánea. Aplicando el denominado Modelo de las Naciones Unidas, instrumentan una metodología de participación en el curso de la cual los concurrentes se informan y clarifican en cuanto a cuestiones sociales, jurídicas y otras, que poseen una vigencia global.

Con buen criterio la OAJNU ha buscado abrir espacios para la participación y la cogestión. Esto implica un llamado a la iniciativa y a la responsabilidad de los jóvenes asistentes que deben manifestarse en los debates sin alterar las normas de convivencia pacífica mientras aprenden caminos para solucionar conflictos.

La simulación del funcionamiento en los debates a la manera del organismo supranacional ha provocado el interés de alrededor de 15.000 docentes y alumnos para aprender y cooperar en los programas que se encaran. Este panorama es digno de encomio. Los planes efectivos de acción sobre la juventud estimulan al sector a continuar con su formación interrumpida y estar así en condiciones de responder positivamente a los requisitos laborales. Lo descripto constituye un consistente apoyo para que los participantes mejoren sus condiciones de empleabilidad, sin dejar de señalar que el esfuerzo de preparación también apunta a dotar de habilidades empresariales a los jóvenes, a fin de que generen y sepan realizar proyectos de microemprendimientos.

Las perspectivas de estas actividades son favorables. Es de desear que continúen y prosperen como asimismo ocurre con otros programas de la Dirección Nacional de la Juventud que impulsan este modelo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.