La independencia de Tandil

Sergio Suppo
Sergio Suppo LA NACION
(0)
9 de septiembre de 2020  • 00:05

La pandemia da para todo, en el borde entre la tragedia y la comedia. Sirve, también, para crear nuevas categorías de insultos políticos. Una matriz agonal le permite al gobierno bonaerense mantener un sólido liderazgo en las descargas verbales contra sus supuestos enemigos.

Los porteños ya fueron acusados varias veces de exportadores del mal. A los runners de la ciudad de Buenos Aires, el ministro Daniel Gollán los acusó de generar una "bomba de contagios" destinada a detonar en el conurbano. Creativo de imágenes bélicas y macabras, el funcionario regresó esta semana para asegurar que los vecinos que ocuparon mesas al aire libre de bares y restaurantes durante el fin de semana jugaron a la "ruleta rusa".

Gollán no es el único, está siempre bien acompañado por su segundo Nicolás Kreplac. A ese coro de gurúes sanitarios sostenido por Axel Kicillof se sumó el lunes el jefe de Gabinete, Carlos Bianco. Al criticar al gobierno municipal de Tandil de crear un esquema propio de prevención del coronavirus, dijo que actúa como una "república separatista" y acusó a los tandilenses de "chechenos" y "catalanes". ¿Alcanzará el independetismo a quesos y salames? Bianco debió medir esa grave consecuencia.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.