La larga marcha de La Cámpora por la provincia de Buenos Aires

Cruces, alianzas y especulaciones para conquistar los espacios de poder
(0)
10 de septiembre de 2019  

Igual que Mauricio Macri , María Eugenia Vidal depende de la estabilidad del dólar para mejorar el próximo 27 de octubre el resultado de las PASO . Cualquier estrategia electoral está condicionada por la suerte de Hernán Lacunza en la delicada misión que tiene por delante: mantener la relativa paz conseguida la semana pasada en el mercado cambiario. El ministro de Hacienda es una fuente de equilibrio imprescindible en la toma de decisiones del Gobierno después de la derrota en las primarias.

Vidal precisa dejar atrás esa etapa con urgencia. Es la génesis del multitudinario acto de anteayer en Morón. Ubicada frente al Palacio Municipal, la convocatoria a la Plaza San Martín fue una decisión meditada. La ventaja de 12.000 votos del Frente de Todos sobre Juntos por el Cambio amenaza con impedir la reelección del intendente Ramiro Tagliaferro en el distrito donde la gobernadora tiene domicilio electoral. Morón pertenece a la primera sección: norte y oeste del conurbano. En apariencia, más favorable a la intención de recuperar votos que el sur y el este, incluidos en la tercera. Allí, el liderazgo de Cristina Fernández de Kirchner parece irrebatible. Aunque el nivel de confluencia entre los intendentes del conurbano y La Cámpora para que Lucas Ghi compita con Tagliaferro es ahora un dato más inquietante que ese para Vidal. Pondría en crisis una premisa esencial si tuviese que ejercer el rol de opositora: mantener vigente el acuerdo que tiene en la Legislatura bonaerense con los jefes comunales del PJ.

La expectativa en La Cámpora es que Ghi y el diputado Adrián Grana modelen una versión de Nuevo Encuentro más amistosa que la de Sabbatella. No olvidan que despidió a sus representantes de las delegaciones locales de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) cuando dirigía ese organismo. A los intendentes les gustaría que alguien ligado a ellos condujera el municipio de Morón en 2023. Es probable que deban discutirlo con la corriente referenciada en Máximo Kirchner. Quizá pretenda lo mismo. E invoque para eso la generosidad y el desprendimiento que se arroga para haber alcanzado la unidad con el cierre de listas en las PASO. Prodigio que es motivo de controversia entre los intendentes. Especialmente por Martín Insaurralde y Fernando Gray, los beneficiados. Los de Lomas de Zamora y Esteban Echeverría son acusados por el resto de monopolizar las pocas candidaturas cedidas en 2017 y 2019. Insaurralde es representado en Diputados por Federico Otermín y Adrián Santarelli lo hará en el Senado.

Fuente: LA NACION

Sostenido en la presidencia del PJ por Insaurralde, Gray logró que Fabiana Bertino fuera diputada. Magdalena Goris, su esposa, asumirá como senadora en diciembre. Ese trato preferencial coloca a Insaurralde en una disyuntiva. Si Axel Kicillof llegara a ser gobernador, deberá elegir entre respaldar a Otermín o a Juan Pablo de Jesús para presidir la Cámara de Diputados. El intendente del Municipio de la Costa es uno de sus incondicionales. Su antiguo jefe de prensa es la pareja de Daniela Vilar, candidata a diputada nacional por La Cámpora y a sucederlo dentro de cuatro años.

Es probable que Vilar, Insaurralde, Máximo y Otermín hablasen del tema el 30 de agosto, durante un almuerzo en el Polideportivo Municipal de Lomas de Zamora. Otermín fue importante en la negociación con La Cámpora por el presupuesto de este año. Pese a que sus legisladores lo rechazaron, Juliana Di Tullio se incorporó al directorio del Bapro. Esa gestión le valió a Otermín ser considerado un moderado en Juntos por el Cambio, pese al accidentado debut en su banca el año pasado.Comparó a Vidal con Micky Vainilla, un polémico personaje de Diego Capusotto.

Mario Ishii y Jorge Ferraresi completan la lista de intendentes afortunados. El de José C. Paz debió pujar para ingresar en ella.Antes del cierre de listas, reunió en su despacho a Gustavo Menéndez (Merlo), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Santiago Magiotti (Navarro) y Walter Festa (Moreno) para reclamar candidaturas. La noche del 22 de junio volvió a convocarlos para transmitirles el resultado de las tratativas que realizó ante La Cámpora. "Nos jodieron: entró nada más que el mío", comunicó Ishii.

El "suyo" es José Pérez, secretario de Gobierno y primer candidato a diputado provincial en la primera sección. Emanuel González Santalla es secretario de Participación Ciudadana en Avellaneda y encabeza la lista de senadores en la tercera. A Pérez y a González Santalla se les atribuye sustituir el poder territorial de Festa. El intendente de Moreno no sorteó la feroz primaria librada con La Cámpora. Mariel Fernández será la candidata del Frente de Todos.

Pérez y González Santalla provienen de la Juventud Peronista de José Ottavis; Fernández, del Movimiento Evita. Ishii tampoco pertenece al kirchnerismo original. Tal vez una virtud para Kicillof, ligado más a Cristina que a Máximo. Ishii se mostró con el candidato a gobernador en la presentación del libro Sinceramente en La Plata. Ishii querría ocupar el Ministerio de Seguridad. Kicillof desea alguien con experiencia política en esa cartera.Tal vez para compensar esa carencia en Carlos Bianco, a quien se cita como su seguro jefe de Gabinete.

Con paso en el Ministerio de Economía y la Cancillería, Bianco conduce el Renault Clío utilizado por Kicillof en la campaña. Su nombre desconcierta a los intendentes. Casi tanto como Alberto Fernández a Macri. El 31 de agosto, el Presidente le pidió algún tipo de respaldo público a los recientes controles de cambios. Fernández accedió, pero se fue a España sin darlo. El oficialismo lo atribuye a la supuesta redoblada presión de Cristina.

Si Vidal recuperase terreno, Insaurralde podría revalidar credenciales de articulador con Juntos por el Cambio con un grupo de intendentes. Si fuese al revés, varios atravesarían incomodidades. Como Mariano Cascallares. Al intendente de Almirante Brown le serviría que la gobernadora mantenga posiciones en la tercera. De lo contrario, José Lepere podría ser senador provincial. Es el séptimo de una lista en la que hasta ahora elegirían seis. Lepere responde a Wado de Pedro.

Cascallares ambiciona ser reelegido, pedir licencia y ocupar otro cargo ejecutivo. Lo debería suplantar el primer concejal, Juan Fabiani. Otro heredero de Ottavis algo alejado del camporismo. La detención de los hermanos Cristian y Matías Di Rico podría imponer un intervalo a esa expectativa. Ambos estarían vinculados a Leandro Batafarano, el jefe del gabinete municipal. La medida respondería a una causa judicial iniciada en Quilmes en 2014.

Aunque se admite el apresamiento de dos empleados, el hermetismo municipal es absoluto. Lo que habilita innumerables habladurías. La más fantasiosa de ellas alude a que la noticia obligó a suspender la cena que Cascallares compartía la noche del 29 de agosto con Gonzalo Calvo y Andrés Vivaldo en Pasta Rossa, de Adrogué. El intendente festejaba su cumpleaños con los exsecretarios de Seguridad y de Hacienda. Batafarano es el nexo principal de Cascallares con Fabiani en una eventual sucesión. La Cámpora sigue con atención este acontecimiento. Uno más en su larga marcha por la provincia de Buenos Aires.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.