Al margen de la semana. La necesidad de hacer bien los deberes