La niebla que nubla a casi todos los presidentes

Claudio Jacquelin
Claudio Jacquelin LA NACION
(0)
14 de septiembre de 2019  

El hombre tuvo su época dorada de asesor político. Fue, como dicen los anglosajones,

un auténtico kingmaker. Llevó a la presidencia a Bill Clinton y embolsó millones de dólares de candidatos de todo el mundo.

Como la Argentina es tierra de excepciones, no se puede decir que Dick Morris sea sinónimo de éxito: fue contratado por Fernando de la Rúa, en medio de su tobogán presidencial en 2000. Y en estas PASO asesoró a un candidato que apenas rozó el dos por ciento de los votos.

Aunque varias de sus máximas parezcan aforismos de autoayuda, no por eso habría que desoír algunas. Como, por ejemplo, la observación que incluyó en el libro El nuevo príncipe: "Los presidentes pronto descubren que su visión está nublada por una especie de niebla que los rodea. Cuando la crítica de afuera choca con la adulación de adentro, el resultado es esa especie de niebla que nubla la visión presidencial... Y algunos están permanentemente alterados por esta niebla."

Para uno(s) ya es tarde. Otro(s) pueden estar a tiempo de aprenderlo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.