Vida cultural. La resurrección de Alejandría