La selección y un llamado a la solidaridad: se necesitan dadores de mesura