Editorial. Las enseñanzas del caso Botnia