La semana política I. Lo que queda a la vista cuando baja la marea