Los conflictos del Consejo

Adrián Ventura
Adrián Ventura LA NACION
(0)
22 de marzo de 2000  

El Consejo de la Magistratura está en el diván y por ahora tiene más conflictos que soluciones.

Acosado por todos los sectores, los consejeros planean enviarle una nota al presidente de la Nación, Fernando de la Rúa, para explicarle por qué avanza tan lentamente en la designación de jueces, a la vez que evalúan cuán lejos llevar el enfrentamiento que mantiene con la Corte Suprema.

Por supuesto, pocos consejeros parecen dispuestos a asumir su responsabilidad, siquiera parcial, en este estado de cosas, y acusan a los medios de desatar una campaña de prensa. Ayer, la diputada María Chaya (PJ), integrante del cuerpo, dijo durante una reunión que hay que "hacer algo" con las "críticas sin fundamento" que formula la prensa.

Mucho más mesurada, en cambio, es la carta con la que el Consejo respondería la crítica que le formuló ante todo el Congreso nacional el primer mandatario, que el 1º de marzo se quejó de la lentitud del organismo para cubrir ochenta cargos vacantes. Un número que podría duplicarse si ochenta jueces hacen efectivas sus jubilaciones.

En el proyecto de nota, para justificarse, el Consejo recuerda que si bien su creación fue prevista en la reforma constitucional de 1994, sólo se puso en funcionamiento en noviembre de 1998, tras lo cual tuvo que organizarse. Olvida que, de todos modos, ya pasó bastante tiempo. En lo que sí tiene razón el cuerpo es en el otro argumento que expone para defenderse: la ley reglamentaria del cuerpo, pensada para asegurar la transparencia, es excesivamente reglamentarista.

Por eso, el Consejo pretendería que el Presidente impulsara un proyecto de ley que estableciera que los exámenes que se deben tomar a los jueces no serán evaluados por jurados expertos convocados al efecto, sino directamente por el Consejo.Una reforma que dará que hablar, porque también puede abrir la puerta a una distribución política de cargos.

Por otro lado, esta semana el Presidente nombrará a su representante ante el cuerpo: un alfonsinista simpatizante de De la Rúa.

* * *

Hoy, los consejeros también discutirán sobre el conflicto que mantienen con la Corte. Este tribunal, en una acordada, decidió negarle al Consejo facultades de dictar reglamentos.

Se trata de un nuevo capítulo de una breve historia de enfrentamientos entre los dos organismos, y hoy el cuerpo dictaría una resolución que desconoce la decisión del tribunal y reivindica para sí esa facultad.

En medio de ese constante malestar, el representante del sector académico Humberto Quiroga Lavié presentó ante el Consejo un pedido de juicio político contra toda la Corte. Otro integrante del cuerpo, el senador Augusto Alasino (PJ), redobló la apuesta e hizo pública su adhesión a esa idea.

Obviamente, Alasino sabe que la Alianza nunca intentaría avanzar contra la Corte, porque el conflicto que mantienen ambos organismos es agudo, pero tan evanescente como una disputa infantil por pequeños espacios de poder.

Por eso, tanto integrantes de la Corte como del Consejo recurrieron a la mediación del ministro de Justicia, Ricardo Gil Lavedra, que buscaría crear un espacio para el consenso.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.