Los dilemas de un área sensible

Se buscará incrementar el número de policías en las calles y no se utilizará el Ejército para combatir la delincuencia
(0)
25 de mayo de 2003  

Puntos pendientes

  • El crimen, con aumento de la violencia, se ha incrementado sin pausa. En 2002, en el conurbano bonaerense, la tasa de criminalidad había aumentado en un año un 60 por ciento. Reducir este deterioro en la inseguridad es el principal desafío del próximo gobierno.
  • El tráfico y consumo de drogas, sumado al mercado ilegal de armas de fuego, está asociado a ese nivel de violencia. La ausencia del Estado en vastos sectores debe suplirse para evitar que allí se enquiste el crimen organizado.
  • El problema de la delincuencia juvenil también debe ser enfrentado para no crear un piso de inseguridad a futuro.
  • En el campo del orden público, el Estado debería garantizar la libertad de protesta y regular su ejercicio sin permitir atropellos.
  • El gobierno provincial se encuentra desbordado para controlar la violencia en el conurbano. Las autoridades nacionales deberían cooperar con él.
  • Qué hará el Gobierno

  • Gustavo Beliz, de quien depende la Secretaría de Seguridad, ha propuesto descentralizar el funcionamiento de las fiscalías.
  • Un punto central que responde a una de las mayores inquietudes de la gente será respondido con más policías en las calles.
  • "A la Policía hay que exigirle eficiencia, pero también hay que darle mejoras. No puede haber en las calles policías muertos de hambre", dice Norberto Quantin, que será secretario de Seguridad. Es decir, se buscará incrementar los salarios de los policías.
  • Néstor Kirchner ya ha descartado que vaya a utilizar las Fuerzas Armadas en la lucha contra la delincuencia.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.