Los empresarios K perdieron la protección