La semana internacional. Los kurdos, un pueblo con pocos amigos